Anunciantes

Estrategia global de Lidl por un uso más eficiente del plástico

Lidl también dejará de usar bolsas de plástico para frutas y verduras

Lidl usará bolsas biocompostables para fruta y verdura y eliminará las de plástico, que supondrían 110 millones de bolsas al año en España.

lidl-fruta-verdura

Tras haber retirado las bolsas de compra de plástico, ahora Lidl va a prescindir también de las utilizadas para la fruta y la verdura. En su lugar, utilizará totalmente biocompostables y biodegradables, dejando así de 110 millones de bolsas de plástico al año en España, que equivaldrían a 220 toneladas de plástico no biodegradable.

Aunque el coste de las nuevas bolsas es cuatro veces mayor que las utilizadas hasta ahora, los clientes podrán disponer de ellas de manera gratuita. Será el supermercado quien asuma el gasto de las bolsas biodegradables, que asciende a más de 2 millones de euros anuales.

Hasta el momento, ya se ha realizado la sustitución de las bolsas en los 23 establecimientos de Lidl en Baleares, y se prevé que se complete en las 580 tiendas de toda España antes de que acabe el año. De esta manera, supermercado se adelanta a la entrada en vigor de la normativa nacional que prohibirá las bolsas de sección de plástico en 2021.

A diferencia de las bolsas de plástico convencionales, que pueden tardar hasta 500 años en desintegrarse, las bolsas biodegradables se descomponen en un plazo máximo de 12 meses y no ponen en peligro el ecosistema.

Además, Lidl ha sustituido los separadores de plásticos en sus envases de fruta y verdura por material de celulosa, y trabaja en reducir la fruta y verdura envasadas y aumentar la misma a granel o sustituir el embalaje de la fruta bio. Esto supondría un ahorro anual de 72 toneladas de plástico.

También este año, la compañía se ha comprometido a eliminar los artículos de plástico de un solo uso (vajillas de plástico, pajitas para beber, bastoncillos de algodón para los oídos, etc.), y trabaja en otras medidas como el uso de materiales biodegradables para el embalaje; la reducción del porcentaje de plástico en las botellas de marca propia y la utilización del material reciclado en sus envases.

Esta iniciativa forma parte de la estrategia global de Lidl por un uso más eficiente del plástico, que tiene como objetivos la reducción del plástico al menos un 20% hasta 2025 y garantizar la reciclabilidad del 100% de sus envases.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Atresmedia

A3Media

Compartir