Anunciantes

Lidl reabre la guerra de las cápsulas de café

capsulasnespresso¿Ha pensado comprarse una máquina Nespresso pero lo ha descartado por el presupuesto que supondrían las cápsulas? Si se pasea por Lidl encontrará Bellarom, la marca que la cadena de supermercados ha lanzado por 1,89 euros una caja de 10 cápsulas de café.

La competencia en las cápsulas de café se ha vuelto todo un negocio. Hasta el pasado miércoles, que la cadena alemana lanzara sus Bellaron, era Dia el que las ofrecía más baratas – por 1,99 euros la caja.

Esta alegría que Lidl ha despertado entre los consumidores de café no ha sido igualmente bien de recibida en otros sectores, como el de distribución. "Gestionar la demanda de forma agregada implica manejar un volumen de mercancía muy elevado, lo que permite, por economías de escala, obtener unos precios de compra muy competitivos que Lidl traslada al precio final de venta", subrayó Víctor de Bobes, responsable de comunicación de la compañía.

"Es gracias a su modelo de negocio y, en particular a su estrategia de compras, por lo que Lidl puede obtener un precio tan competitivo sin renunciar a la calidad", aseguró De Bobes. La compañía, añadió, tiene una estrategia de compras que agrupa la demanda de todos los países en los que tiene presencia a la hora de negociar con los proveedores.

"Además de las cápsulas, en nuestra oferta hay muchos ejemplos de esta estrategia. El más reconocido, sin duda es el de la crema antiarrugas Cien Q10, que resultó premiada por la organización de consumidores OCU como la mejor crema antiarrugas del mercado frente a otras con precios muchísimo más elevados", detalló De Bobes.

Y es que el precio normal de otras marcas de café puede incluso doblar al ofrecido por Lidl. Por ejemplo, en Dia, la marca Dolce Gusto se vende a 4,99 la caja con 16 cápsulas y Café Expresso Intenso por 1,99 la caja con 10 unidades. Pero otros casos no son tan gangas: L’ Arome Espresso, comercializada en Mercadona y Dia, se vende por 3,29 euros la caja.

Es decir, el consumidor puede pagar desde 32 céntimos la cápsula de café – por L’Arome Expresso – hasta 19 céntimos por la de Bellaron.

"Más que precios bajos, lo que nosotros ofrecemos es la mejor relación calidad precio", defendió el directivo de Lidl al respecto. "Aunque se pudiera vender un producto más barato, si no tiene una calidad similar a la marca líder, ese producto no entra en el surtido", explicó el responsable de comunicación de la cadena alemana.

Las cápsulas de café Bellarom se fabrican en Holanda y se venden en seis países europeos; aunque el supermercado tiene previsto comercializarlas en los 26 países en los que está presente. Y es que según Lidl, el consumo de café ha aumentado un 10% y el 67% de los consumidores lo beben en su casa.

Además, Lidl además estima que el 35% de los hogares españoles en los que vive más de una persona tiene una máquina de café de cápsulas por lo que, en su opinión, la oferta de Bellarom se hace atractiva para los consumidores.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir