Anunciantes

Lo que no se vende, se rompe

Empresas de alto prestigio prefieren destrozar sus productos antes de venderlos en rebajas. Razón: el desprestigio de la marca.

La prestigiosa compañía de productos de porcelana, Meissen, ha confesado que prefiere romper en pedazos sus productos cuando es necesario quitarlos del mercado. La opción de venderlos a menor coste, no es una opción. Y es que empresas grandes como ésta consideran que poner sus productos en “rebajas”, elimina mucho prestigio a su marca.

Las marcas de lujo tienen precios más altos y por eso son exclusivas, o al menos eso es lo que consideran los creadores de estas empresas. Y es que mantener la imagen de la marca trae más beneficios que vender todos los productos, ya sea a mitad de precio. Por otro lado, los costes de producción de este tipo de productos, como por ejemplo los de porcelana, determinan tan sólo una fracción de sus ganancias.

Ahora bien, este tipo de actividades suele ser muy peligrosa para la imagen de la empresa, aún cuando los representantes de marca piensen lo contrario. Un caso no muy lejano, es el de la empresa de ropa juvenil H&M, donde el año pasado se encontro en un basurero de Nueva York varias camisetas y vestidos nuevos pero cortados con tijera por varios sitios. Tal vez los creadores pensaron que no querían rebajar su imagen vendiendo su mercancía a precios de risa. Lo que no calcularon fue que alguien encontraría esta ropa y no calcularon tampoco que la época de invierno suele ser donde más donativos de ropa se realizan. Gracias a esta acción, H&M recibió muchas críticas y mala reputación, debido a que pensaron exclusivamente en su imagen y no en el bien de los demás.

Como solución se han instaurado páginas web que venden los productos de marca de manera exclusiva y sin publicar las ofertas en buscadores como Google. Un ejemplo de ello es el portal francés: vente-privee.com, donde se podrán comprar artículos reducidos hasta en un 70% de descuento de casas exclusivas. La diferencia es que los productos no se mantienen en venta por mucho tiempo, creando una especie de subasta online.

Esta nueva tendencia francesa ya se ha extendido a Alemania y promete llegar a varios países europeos, donde se intentará unir más compañías importantes que deseen librarse de productos sin que su venta especial destruya su imagen exclusiva.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir