Anunciantes

Los anunciantes dejan de jugar a ser los héroes para convertirse en los mentores de sus clientes

941-super_hero1Se acabó la idea de la marca heroína. Los anunciantes han buscado durante muchos años jugar el papel de héroe, un papel demasiado arrogante para los tiempos que corren. Los consumidores se han vuelto más sofisticados, más ingeniosos, tienen expectativas más altas y no están dispuestos a que se les controle.

Las marcas deben centrar sus esfuerzos en cambiar el roll y pasar de héroes a mentores, esos personajes que desde un segundo plano consiguen que el héroe triunfe. Al igual que en El Mago de Oz, Glenda ayudó a Dorothy a encontrar a Oz, las marcas deben ayudar a los consumidores a satisfacer una necesidad.

Cuando las marcas actúan como mentores crean puentes entre las personas y sus necesidades. y siempre que sea posible, los puentes tienen que ser tangibles. En el pasado, la narración sirvió de puente, pero hoy en día, ni si quiera las grandes historias son suficientes. Hoy la meta es la participación y las marcas deben crear experiencias capaces no solo de ser contadas sino también vividas.

Las marcas tienen que cambiar el idioma y no deben  olvidarse de  que los clientes son personas, personas que interactúan, que realizan transacciones con su marca y  personas que llevan la marca como parte de su historia. Además, tienen que tener en cuenta que los consumidores tienden a favorecer a las marcas que comparten los mismos valores que a ellos les preocupan.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir