líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los anunciantes no confían en las agencias y se blindan ante la opacidad de sus gestiones

desconfianzaEl cada vez más complejo ecosistema publicitario ha puesto en entredicho, en los últimos tiempos, la salud de las relaciones entre marcas y agencias. Y es que parece que la confianza de los anunciantes en sus proveedores de servicios de marketing atraviesa sus peores momentos.

Es por esto que The Incorporated Society of British Advertisers ha querido hacer públicas las quejas de sus más de 450 miembros, entre los que se encuentran marcas como Land Rover, Nationwide o Tesco, y en las que piden una mayor transparencia en las prácticas de agencias como WPP, Publicis, IPG, Dentsu-Aegis, Havas and Omnicom.

Las disconformidades provienen del que denominan un negocio opaco para las marcas que a través del que las agencias generan enormes ingresos. La demanda de los anunciantes pasa por introducir mayor transparencia en la información sobre la gestión de los presupuestos.

«Hemos alcanzado un punto álgido y tenemos que hacer algo. No creo que las agencias de medios sigan velando realmente por los intereses de sus clientes», explica Debbie Morrison, directora del ISBA.

Unas declaraciones que defienden el nuevo contrato que la asociación ha enviado a sus miembros y que se orienta a reforzar su poder de negociación.

Sin embargo, las agencias lo consideran como un movimiento que solo defiende a los anunciantes por lo que, la IPA, organización que defiende a las agencias, asegura que no recomendará a sus miembros que lo acepten.

National Geographic hace un "trueque de caras" en una campaña aleccionadora (pero rara)AnteriorSigueinteLa VIII edición de los Premios Nacionales de Marketing ya tiene finalistas

Noticias recomendadas