Anunciantes

Los anunciantes que usan al consumidor como agencia deberían pensar en llamar a concurso

Los anunciantes que usan al consumidor como agencia deberían pensar en llamar a concursoLos anunciantes que se sirven de las ideas del público para llevar a cabo sus campañas publicitarias deberían pensar en llamar a un concurso de ideas, ya que esta tendencia no siempre es efectiva y a veces conduce a anuncios que no son un aporte ni por su creatividad ni por su valor añadido.

Más allá de una moda ahorrativa para los anunciantes que consistió en lanzar concursos cuyo premio era otorgarle a un usuario amateur la posibilidad de producir su anuncio, esta tendencia adoptada por marcas como Peperami, Heinz, Career Builder o Doritos, generó mucha preocupación en el sector pero parece estar en vías de extinción.

“Se están generando unos anuncios de baja calidad, y ya ni siquiera están siendo pensados con seriedad. Es casi como una broma”, afirmó a Ad Age la estratega Denise Lee Yohn. “Es casi una parodia, es ser tratado como una broma. Esto afecta de forma definitiva la calidad de los que vemos”.

Para Lee Yohn una empresa que elige esta alternativa barata dice mucho de sí misma, ya que esta tendencia ya ni siquiera es una novedad y en cualquier momento esto se puede volver en contra.

Sin embargo, el experto en marketing en redes sociales Todd Lieman dijo a la publicación que el problema de esta filosofía no está en el hecho en sí sino en la ejecución de estas campañas.

“Los creativos a veces tienen formas de hacer las cosas que perjudican el hacer creativo”, afirmó. “No creo que los anuncios generados por los consumidores sean malos per se, es una problema de ejecución”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir