Anunciantes

LOS BRITÁNICOS NO CREEN EN LA ÉTICA DE LOS ANUNCIANTES

Los consumidores británicos cada vez creen más que las posturas éticas de las empresas son meros trucos de marketing que utilizan los gestos de buena voluntad para cubrir comportamientos inmorales. Esta es la dura conclusión a la que llega el informe “Revolución de Año Nuevo: Moralidad en el Marketing”, elaborado por el Chartered Institute of Marketing (CIM).

Dado que sólo el 3% de los consumidores confía en los anunciantes, superados sólo por los vendedores de coches de segunda mano en términos de falta de confianza, las empresas deben “poner su dinero donde ponen sus palabras” y establecer un marco moral para basar su negocio, según el informe.

Malos ejemplos de ética comercial

El CIM señala las marcas Coca-Cola, Nike, The Body Shop, Nestlé y Tesco (conocidos supermercados en Reino Unido e Irlanda) por adoptar posturas éticas que, según la institución, no llegaron a corresponderse con su comportamiento.

El CIM añade que “una moralidad consensuada y apropiadamente regulada para guiar las acciones futuras de las empresas podría evitar que los consumidores se desilusionen con el estado actual de la ética empresarial, devolver el concepto a su verdadero significado e incrementar la integridad y reputación en general”.

“La responsabilidad social corporativa y el comercio justo están siendo secuestrados por empresas sin escrúpulos mientras que utilizan frases de ventas cada vez más cínicas”. En su lugar, el CIM quiere que las empresas establezcan unos principios morales o “verdades incorruptibles”, de las que deberán surgir todas sus actividades.

Aún existe la ética

Sin embargo, no todos son malos ejemplos: Marks & Spencer y H&M son algunas de las empresas que el informe alaba por operar sobre una base ética claramente definida. Especialmente, valora las estrictas normas de H&M que declaran ilegal las fábricas en las que se explota a los trabajadores.

Por otro lado, el CIM ha publicado los resultados de una encuesta que revela que más de un tercio de los consumidores británicos cree que los propietarios de las marcas deberían enseñar a los clientes sobre el uso responsable de sus productos.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir