Anunciantes

Toys 'R' Us, un objetivo goloso para los compradores de marcas

Los compradores de marcas, a la caza de Toys 'R' Us

Ante el fallecimiento de una marca tan icónica como Toys 'R' Us, los compradores de marcas ya están al acecho para conseguir su nombre y logo.

Toys 'R' UsLa muerte de Toys ‘R’ Us en Estados Unidos presagia un aciago destino al resto de sus filiales, entre ellas la española, que lo más probable es que siga su mismo camino. Pero también es muy posible que la marca, como tal, no desaparezca. Es decir, que cualquier otro empresario adquiera el logo, la famosa jirafa y todo lo que constituye la identidad de una compañía que se ha hecho un hueco en los corazones (y en los bolsillos) de muchos consumidores.

Por el momento, como indica ElEconomista.es, no hay rumores de ofertas, pero no es extraño que muchos interesados se unan ante el proceso de liquidación, para hacerse con un nombre icónico, con clientes fieles y mucha identificación con el sector. Así lo ha señalado Cathy Hershcopf, abogada especialista en bancarrotas del sector comercial, a la agencia Reuters. “Es un nombre fabuloso. El jingle, la lista de consumidores, el logo… y la jirafa”, expresa. “No creo que la marca esté contaminada. Creo que es el hecho de comprar en tiendas tradicionales lo que ha perdido atractivo”, asegura Hershcopf.

Todo ello puede ser bueno para la propia Toys ‘R’ Us, que podría obtener un buen dinero de la venta para ayudar en su proceso de bancarrota. Es más, la fortaleza de la marca y la buena situación de sus locales podría hacer que los interesados quisieran mantener algunos establecimientos como exposiciones y tiendas insignia.

Según el profesor de Marketing de la Kellogg School of Management, Alexander Chernev, los compradores de marcas que triunfan son los que ya tienen una operativa potente pero buscan conseguir una conexión emocional con los clientes. Según explica el profesor, que añade que los fabricantes chinos de juguetes podrían encajar bastante en el perfil, “buscan acceso no solo al mercado, sino también a las mentes de los consumidores”.

Un ejemplo en este sentido es la cadena de muebles Robb & Stucky, que entró en liquidación en 2011, comprando la marca una compañía china. Pero los competidores también podrían querer comprar la marca para hacer desaparecer un competidor.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir