Anunciantes

Los consumidores, más negativos que nunca ante la situación económica

La percepción por los consumidores de la situación económica del país ha sido en febrero la más negativa desde que comenzó la crisis según el Índice de Comportamiento del Consumidor de Millward Brown. En los dos años largos de crisis nunca se había alcanzado se había alcanzando un clima de preocupación tan extendida.

En esta nueva fase se acelerarán también algunos de los procesos en marcha que tienen que ver con las marcas. La racionalización de los gastos que se va a producir en los próximos meses se traducirá en una fragmentación cada vez mayor de los consumidores: mantendrán sus niveles en aquellas cosas que consideran relevantes, que produzcan un sentimiento de autorealización mientras que se inclinarán por marcas y productos que cumplan los requisitos mínimos de calidad en todo lo demás, en aquello que no les aporte un valor relevante.

La crisis, por otro lado, está introduciendo nuevos criterios de valoración de las marcas, en los que el valor que inspiran para cada persona se vuelve determinante: qué significa cada marca en un momento en el que el trabajo se está fragilizando en extremo.

Targetizar con precisión será cada vez más importante. Los individuos comprarán para satisfacer sus necesidades personales más relevantes una serie de marcas que les aporten gran valor, mientras que para las necesidades más sencillas se utilizarán marcas que cubran los mínimos básicos. Las marcas intermedias que apenas aporten valores añadidos quedan en una complicada tierra de nadie.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir