Anunciantes

LOS CONSUMIDORES SIGUEN PREFIRIENDO LAS MARCAS DE PRESTIGIO A NUEVAS O BARATAS

Los consumidores siguen siendo tradicionales a la hora de hacer el super. Según el último informe de la Fundación Eroski, los consumidores siguen confiando más en la tiendas tradicionales que en los hipermercados y supermercados. Las principales razones son la seguridad y la calidad de los alimentos, así como por la atención que reciben de los dependientes del establecimiento. En cuanto a las marcas de alimentación, la situación apenas ha variado en 2006 respecto al año anterior, ya que sólo mejora, y muy ligeramente (de 6,1 a 6,2), la confianza depositada en las marcas blancas o de distribuidor y en las más nuevas (de 5,5 a 5,6). Siguen liderando la confianza las marcas de prestigio (7,3) y ocupan la cola las más baratas (5). La valoración se ha realizado en una escala del 0 al 10.

Gracias a estas preferencias, las tiendas tradicionales son líderes de mercado en cuanto a la confianza de los consumidores, con una nota del 7,5 en 2006, lo que supone una décima más que en el año anterior, mientras que los hipermercados y supermercados mantienen su nota de 7,1 y 7 puntos, respectivamente. La confianza en internet ha crecido, aunque de forma muy discreta, pasando de 4,60 en 2005 (en 2006 no hubo encuesta), a 4,68 en 2007. El estudio concreta que conocer personalmente al vendedor y tenerle en buen concepto es lo que más confianza le genera al consumidor a la hora de comprar carne y pescado, principalmente, aunque también le da importancia a la imagen de calidad y confianza del establecimiento.

En el otro extremo del ranking, los restaurantes de comida rápida son los que más desconfianza suscitan entre los consumidores, con una nota del 3,6, aunque han ganado dos décimas, mientras que en el término medio se encuentran los restaurantes en general, que pierden dos décimas (6,4), y las cafeterías y bares, que se mantienen (5,9). Por productos, destaca sobre todo la confianza en frutas y verduras (7,6), productos con denominación de origen (7,6 puntos), alimentos ecológicos (7,6), carne fresca (7,4), y pescados (7,2), frente a platos precocinados (4,1), alimentos modificados genéticamente (3,8) y comida rápida (2,8).

En cuanto a productos tecnológicos en los hogares, el estudio desveló que el teléfono móvil sigue siendo, con diferencia, la tecnología con la que más cuentan los hogares españoles (el 92%), seguido del reproductor mp3 (18%). Destaca el hecho de que uno de cada diez hogares tiene televisión de pantalla plana, convirtiéndola en el tercer producto más presente.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir