Anunciantes

LOS ENVASES DE LAS PRINCIPALES MARCAS CADA VEZ SON MÁS SENCILLOS

Una nueva tendencia está modificando completamente el modo de empaquetar los productos, o packaging. Anteriormente, los comerciantes y empresas de publicidad intentaban envasar sus productos de la manera más complicada posible, ahora la tendencia se ha invertido y lo que prima es crear un envoltorio sencillo, práctico y ecológico, tal y como muestra El País.

Según Scott Vitters, director de envasado sostenible de Coca-Cola, “malgastar en cualquier sentido significa ineficiencia y la ineficiencia se traduce en costes”. Por causas ambientales o puramente económicas, el caso es que las empresas cada vez utilizan envases más sencillos.

Ejemplos hay muchos. Así, encontramos a Procter & Gamble, que para sus tubos de pasta de dientes ha desechado la tradicional cajita; Aveda, que ha utilizado envases hechos de materiales reciclados; o Coca-Cola, que pretende rebajar el plástico de sus botellas de agua Dasani en un 7%. Hasta grandes superficies, como Wal-Mart, han exigido a sus productos que reduzcan su empaquetado.

La tendencia es cada vez más global y muchas empresas la están utilizando activamente, también por razones de competitividad, ya que al tener menos empaquetado dan imagen de sostenibilidad y sencillez.

Los ecologistas, por su parte, están muy satisfechos con la dirección que están tomando las empresas. De hecho, cada vez se están realizando más variaciones beneficiosas con la naturaleza, como por ejemplo usar aluminio reciclado para las latas o crear cajas de cartón con fibra reciclada. “Los envases brindan grandes oportunidades para reducir el consumo energético y los gases de efecto invernadero y para ahorrar los 3000 millones de euros en materiales que ahora acaban en vertederos”, explica Matt Hale, jefe del departamento de residuos sólidos de Environmental Defense.

El único problema que puede encontrarse es por parte de los consumidores, que pueden encontrar que los productos son más “pequeños” y por parte de algunas empresas exclusivas que piensan más en la imagen de marca que en la ecología y se niegan a utilizar productos reciclados. Por suerte, son pocas y, si realmente quieren unirse a la moda, tendrán que adaptarse a la tendencia general y la tendencia general… es la sencillez.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir