Anunciantes

LOS ESPECTADORES, NUEVOS GUIONISTAS DE LAS SERIES

La audiencia influye cada vez más en el desenlace de sus series favoritas. Según el diario Expansión, las producciones se alimentan de sus ideas y propuestas y en ocasiones se dejan aconsejar por sus opiniones. El público discute y propone soluciones a las historias en blogs, foros y páginas web de las cadenas de televisión. Sin embargo, no siempre los guionistas aceptan las sugerencias de la audiencia.

El capítulo final de la serie Los Soprano y su controvertido fundido a negro que dejaba totalmente abierto el futuro de los protagonistas no dejó indiferente a nadie. Mientras sus seguidores se quejaban y aseguraban sentirse decepcionados y engañados por no haber podido asistir a un final más cerrado, la crítica no tuvo más que buenas palabras para el equipo de guionistas.

Por otro lado, la extensa y enrevesada serie Perdidos cuenta ya con un acuerdo con la cadena ABC para prolongar la historia hasta el 2010, pese a las peticiones de la audiencia de un final cercano y coherente. Con respecto a este tema, Stephen King publicó un artículo en el Entertainment Weekly en el que pedía al equipo de guionistas que no alargasen la serie más allá de lo recomendable, que escribieran un final digno y parasen de complicarla hasta el infinito sólo porque ahora fuera un éxito de audiencia.

Los expertos, sin embargo, aseguran que las opiniones de los espectadores no deben ser decisivas en los guiones por una razón: son contradictorias. Por una parte, se resisten a ver desaparecer de la pantalla a los personajes con los que ya tienen complicidad, porque conocen la historia de sus vidas, pero, al mismo tiempo, exigen que la serie termine antes que pierda su esencia.

Tal y como afirma Ruth Gutiérrez, profesora del Departamento de Cultura y Comunicación Audiovisual de Navarra, “la irrupción del público en Internet sí ha dado un giro a la rutina de los guionistas. La información de la que disponen ahora sobre los gustos de la audiencia es enorme, más grande que nunca. El problema reside en cuándo hacer caso y cuándo no a lo que dicen los seguidores”.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir