Anunciantes

LOS GRANDES DISTRIBUIDORES COMPITEN POR OFRECER LOS PRECIOS MÁS BAJOS

Las grandes superficies de alimentación se encuentran inmersas en una continua guerra de precios. Es la única manera de vencer la caída del consumo y nadie puede quedarse atrás. De modo que día tras día, los consumidores asisten en sus casas a una avalancha de campañas publicitarias en televisión, donde las cadenas presentan promociones, ofertas y bajadas de precios espectaculares, siempre intentando superar a la competencia.

Esta semana hemos asistido a sendas campañas de Lidl y Dia%, en las que presentaba un mensaje muy similar. Las dos marcas pretenden incidir en las calidad, ahora que los bajos precios no suponen un distintivo tan claro.

A pesar de todo, el precio sigue marcando las acciones de hipermercados y supermercados. Así, Carrefour presentó el jueves una nueva promoción con el reclamo Precios redondos, que incluye rebajas de hasta un 72% en artículos de primera necesidad, según informa Expansión. Mercadona, por su parte, ha centrado su estrategia en reducir los costes para poder ofrecer al cliente productos más baratos, sin recurrir a promociones. Con este fin, eliminó de sus lineales, hace ya varias semanas, las referencias con menor demanda, hasta un 10% de su oferta.

A la batalla se unió, también el jueves, Hipercor lanzando un folleto con descuentos de hasta el 50% en la segunda unidad. Los grandes beneficiados en esta lucha serán los consumidores, que ahora se encuentra con el poder de exigir productos baratos y de calidad. Según el último informe de TNS, recogido por Expansión, los precios de alimentos y bebidas en la gran distribución tan sólo subieron un 0,8% en 2008, frente al 6,6% registrado en los tres meses anteriores, o el 7,5% en el segundo trimestre.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir