Anunciantes

Los hackers se pusieron ayer las botas y atacaron a Jeep y a Apple, mientras que MTV se 'autohackeó'

Una nueva ola de ataques de hackers parece cernirse sobre algunas empresas estadounidenses. Después de que el pasado lunes la cuenta de Burger King en Twitter fuera hackeada, ayer los hackers volvieron a las andadas y lanzaron un ataque contra el perfil en la famosa red de microblogging de la marca automovilística Jeep. Y no sólo eso. También la todopoderosa Apple se convirtió ayer en el blanco del ataque de hackers. Los ordenadores de algunos de los empleados de la empresa de la manzana fueron infectados con un software malicioso, aunque Apple se ha apresurado a asegurar que no hay indicios de que ningún dato haya salido de la compañía.

En el caso de la cuenta hackeada de Jeep en Twitter, los hackers siguieron el mismo "modus operandi" que en el reciente ataque a Burger King. Tras atacar la cuenta de Jeep, los hackers anunciaban a bombo y platillo desde la misma que la marca de vehículos todoterreno había sido vendida a su rival Cadillac. Cuando el perfil de Burger King en Twitter fue hackeado el pasado lunes, los hackers publicaron también que la cadena de comida había sido vendida a McDonald’s porque el Whopper había fracasado. Y como en el caso de Burger King, al ataque de la cuenta de Jeep siguieron múltiples bromas sobre el supuesto consumo de drogas por parte de los empleados de la compañía automovilística.

Afortunadamente, y aproximadamente una hora después del ataque a Jeep, Twitter lograba tomar el control de la situación, al menos en parte. Únicamente unos cuantos internautas seguían teniendo acceso a la cuenta hackeada, mientras la gran mayoría veía ya el perfil en Twitter de Jeep con toda normalidad y sin ningún signo visible de ataque. El pasado lunes Twitter tardó más de una hora en bloquear el acceso a la cuenta hackeada de Burger King, que no regresó a la normalidad hasta pasadas al menos doce horas.

Los ataques por parte de hackers se están convirtiendo en un gran quebradero de cabeza para Twitter. La compañía depende al fin y al cabo de los anunciantes para subsistir y ataques como los sufridos en los últimos días por estas dos marcas no hacen sino dañar su imagen.

Por otra parte, y mientras Burger King y Jeep han sufrido en sus carnes en los últimos días las consecuencias de sendos ataques de hackers, otras dos marcas, el canal de televisión MTV y su cadena “hermana” BET, aprovechaban ayer para sumarse a la ola de ataques de hackers en su propio beneficio. MTV y BET fingieron que sus perfiles en Twitter habían sido hackeados. En un principio, se pensó que el ataque era real, pero Viacom, la matriz de ambas compañías, no tardó en confirmar a la CNBC que todo se había tratado de una acción de marketing.

Mientras que los ataques de hackers a perfiles de marcas en Twitter resultan fastidiosos tanto para las empresas afectadas como para el modelo de negocio de la red de microblogging, bastante peores son los ataques en los que los hackers tienen acceso directo a los datos de los clientes de las compañías atacadas.

Para atacar ayer a Apple, por ejemplo, los hackers habrían utilizado el mismo programa que ya se utilizó el mes pasado para intentar poner en jaque a Facebook, según informa The Wall Street Journal. Tanto Apple como en su día Facebook han asegurado que sendos ataques no afectaron en modo alguno a los datos de sus clientes, pero ambos sucesos no dejan de ser preocupantes, sobre todo cuando tienen lugar en compañías que manejan cientos de millones de datos de clientes. El ataque a ambas empresas habría sido posible gracias a un fallo de seguridad en el software de Java, un fallo que Apple ya se ha comprometido a solucionar de inmediato.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir