Anunciantes

El etiquetado "semáforo" llega al gran consumo

Los líderes del gran consumo apuestan por un etiquetado nutricional visual basado en colores

Nestlé, Coca-Cola, Mondelez, Unilever y PepsiCo han presentado una iniciativa de etiquetado alimentario basado en un semáforo de colores en favor de la transparencia.

La concienciación alimentaria de la población ha hecho que tanto ciudadanos como autoridades hayan puesto el foco en las prácticas de la industria alimentaria. Las triquiñuelas de la mayoría de fabricantes para "esconder" conservantes, aditivos o azúcares bajo sinónimos o nombres demasiado técnicos para la mayoría, generan malestar entre los consumidores.

No obstante, en los últimos años, la mayor información que existe sobre la alimentación, junto a nuevas y más estrictas medidas regulatorias han hecho que los propios fabricantes asuman su responsabilidad y comiencen a clarificar y simplificar su etiquetado.

Si hasta ahora la información nutricional se detallaba en función del porcentaje sobre la cantidad diaria recomendada, las principales compañías de gran consumo han apostado por un etiquetado más visual basado en un semáforo de colores.

Así, el rojo, naranja y verde señalan la cantidad de sal, grasas, grasas saturadas y azúcar, de mayor a menor, que contienen los alimentos en relación a la cantidad diaria recomendada. De esta manera, el verde marcaría menos del 15% de las cantidades recomendadas; el naranja entre un 15% y un 30% y el rojo más del 30%.

Una iniciativa a la que se han sumado Nestlé, Coca-Cola, Mondelez, Unilever y PepsiCo, que responde a la evidente necesidad de entendimiento por parte de los consumidores y que comenzará a testarse a finales de este año y a lo largo de 2019.

La propuesta aspira a convertirse en norma en la UE y, tras las pruebas que se realizarán, se presentarán los resultados. Sin embargo, si la iniciativa ha sido vista con buenos ojos por la OCU, no opina lo mismo Facua que considera que las porciones consideradas estándar y sobre las que se establece el código de color están lejos de adecuarse a la realidad.

Sea como fuere, lo cierto es que es un paso hacia la mayor transparencia en una industria que últimamente ha sido protagonista de diversos escándalos a raíz de los cuales se ha ido ganando la desconfianza de los consumidores.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir