Anunciantes

El sector del comercio se enfrenta a un futuro sin plásticos

Los plásticos, ese gran enemigo que todas las empresas deberían asesinar

Todas las empresas, especialmente las dirigidas al comercio con entrega en casa, tienen que afrontar la necesidad de eliminar los plásticos de su vida.

plásticosEl plástico amenaza seriamente la vida en la tierra. Se ha convertido en un auténtico problema que muchas organizaciones y ciudadanos ya han decidido afrontar, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Si se dan los pasos correctos, el futuro será un futuro sin plásticos.

"El 25% de los residuos domésticos son envases y el 70% de ellos son de productos de alimentación", ha expresado Daniel de la Torre, gerente de UNO, la patronal de logística y transporte. Un sector especialmente afectado por estos retos, puesto que se enfrentan al hecho de que necesitan embalajes y, a su vez, deben reducir los plásticos.

"El reto es eliminar el embalaje que no aporte ningún valor añadido en el transporte o venta y dejar el que se pone para proteger", añade De la Torre, según El Mundo. "Es muy difícil sustituirlo, pero sí se puede reducir al estrictamente necesario para proteger el producto".

"Los mayores despilfarros se producen en la logística inversa: cuando al cliente le llega el producto y lo devuelve. Hay gente que se compra dos tallas y luego devuelve la que no le queda bien", señala. Una solución, afirma, es que las tiendas abran una taquilla en sus establecimientos para que el consumidor pueda recoger directamente el producto comprado a través de internet.

Pero los supermercados y establecimientos físicos también pueden poner su granito de arena al problema de los plásticos. De hecho, muchos ya lo están haciendo. Lidl ha decidido eliminar las bolsas de la compra de plástico y en 2019 dejará de vender artículos de plástico de un solo uso. Por su parte, L'Oréal tiene una marca de champú que puede recargarse directamente en las peluquerías, mientras que IKEA ya compra a sus clientes los muebles usados y Decathlon recicla las pelotas de tenis.

En resumen, estamos en el buen camino. La Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) afirma que se ha reducido en los últimos años el uso de 5.000 toneladas de envases y 250.000 toneladas de cartón.

El espejo en el que mirarse, para este tema, puede ser un país como Ruanda. En este país de África Central hace años que se prohibieron totalmente las bolsas de plástico, que se requisan nada más pasar por la frontera.

 

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir