líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

Ante el cierre indefinido de las salas de cine

Los Premios Oscar 2021 aceptarán excepcionalmente la participación de películas estrenadas solamente en streaming

De este modo, la Academia amolda su modelo de participación a la crisis sanitaria producida por la pandemia global, aunque esta medida extraordinaria desaparecerá con la vuelta a la normalidad

oscars academia

Durante los meses que lleva ya expandiéndose a nivel global la pandemia por el coronavirus, hemos asistido a innumerables muestras y ejemplos de cambios impensables hasta la fecha dentro de los hábitos cotidianos y más tradicionales, tanto de la población, como de empresas y todo tipo de organizaciones. La última novedad la ha anunciado en este caso ni más ni menos que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidense, que ha confirmado que permitirá que películas emitidas exclusivamente en streaming puedan optar de pleno derecho a ganar alguno de sus galardones. Aún así, recalcan que se trata de una excepción sometida a muchos condicionantes, que en principio afectará sólo a la edición de los Oscars de 2021, y que no requerirá que las películas hayan sido distribuidas en salas de cine.

Es innegable que la crisis sanitaria ha beneficiado enormemente a los servicios de contenidos en streaming como Netflix,HBO o Amazon Prime Video, que ya de por sí venían gozando de una enorme popularidad en los últimos tiempos. Su formato, no obstante, tampoco ha estado exento de polémicas relacionadas con los Oscars, pues todas estas plataformas han producido en el pasado grandes películas propias que han tenido que pasar por proyectarse en algunas salas de Los Ángeles para optar a los premios. Sin embargo, este año, debido a la excepcional situación que atravesamos, el confinamiento global impedirá que cualquier tipo de producción vea la luz en las salas de cine.

netflix-oscar-academia

Por todas estas razones, la Academia ha publicado los nuevos requisitos, temporales y extraordinarios, para que una película pueda participar en los Premios Oscar 2021. La principal novedad será que las productoras queden exentas de la histórica obligación de exhibir la película en algún cine del condado de Los Ángeles durante 7 días, como venía sucediendo hasta ahora. Eso sí, aunque la película sea estrenada enteramente en streaming, debería tener de antemano planificado su estreno en cines, cumpliendo además con todos los requisitos previos de forma inapelable.

Por otro lado, insisten constantemente en el carácter excepcional de esta medida temporal, apuntando que retomarán las normas habituales de participación una vez finalice la pandemia. De hecho, advierten que retomarán todos los criterios previos en cuanto los cines puedan abrir de nuevo sus puertas. Cuando esto suceda, también es verdad que permitirán que las proyecciones se produzcan en cines de otras zonas de Estados Unidos, como Nueva York, San Francisco, Chicago, Miami y Atlanta.

cine apple

Todos estos cambios, a pesar de su condición temporal, suponen un nuevo triunfo para las plataformas de contenidos en streaming, que reivindican su papel como opción viable de emisión y distribución de películas. Este pequeño “reconocimiento” indirecto, aun así, durará lo que dure la crisis sanitaria. El presidente de la Academia, David Rubin, lo aclara expresando que «la Academia cree firmemente que no hay mejor manera de experimentar la magia de las películas que verlas en un cine. Nuestro compromiso con eso es inalterado e inquebrantable.»

Cabe recordar que, durante los últimos años, los servicios de streaming han optado, e incluso ganado, algún Premio Oscar, estrenando previamente sus producciones en cines durante unos días para después devolverlas a su catálogo habitual. Esta pequeña “trampa” ha permitido que millones de personas disfruten de películas galardonadas sin tener que acudir al cine en todo el mundo, tanto antes como después de los premios, de forma inmediata, como sucedió en los Premios Oscar 2020.

El lado bueno del confinamientoAnteriorSigueinteLo que la polarización social (que ni el COVID-19 es capaz de frenar) significa para las marcas

Noticias recomendadas