Anunciantes

Hansae y Sae-A quieren darse a conocer lanzando sus propias marcas

Los proveedores de Zara, Abercrombie y Nike quieren lanzar sus propias marcas

Los proveedores de Zara, Abercrombie y Nike quieren lanzar sus propias marcasZara, Abercrombie, Nike y otras conocidas firmas de moda no fabrican sus propias prendas, sino que todas ellas se sirven de múltiples proveedores asiáticos. Sin embargo, estas empresas están cansadas de trabajar para las grandes cadenas occidentales y quieren lanzar sus propias marcas.

Esta decisión se debe fundamentalmente a los escasos márgenes de beneficios por prenda que obtienen cuando la demanda de las firmas occidentales desciende. Especialmente, este margen se ha visto reducido en 2016, ya que estas grandes cadenas han acumulado un gran stock.

Al respecto, Anna-Karin Brinik, consultora de marcas en Singapur, “muchas compañías ven una oportunidad no solo en fabricar para otros, sino también, dado que tienen capacidad de fabricación, de aprovecharla, desarrollar sus propias marcas y conseguir precios y márgenes más altos”.

Además de querer ser más rentables, estos proveedores quieren dejar de ser desconocidos para los clientes occidentales. Los directivos de Hansae, proveedor surcoreano, destacan que uno de cada tres estadounidenses lleva sus prendas, aunque no saben quiénes son. Otros proveedores como Sae-A Trading o Youngone se encuentran ante las mismas dificultades.

No obstante, según señala Benjamin Durand-Servoingt, socio de MacKinsey en París, estos proveedores: “al mudarse a países de la región o incluso globalizarse, no tienen el conocimiento necesario para operar en diversos mercados, cómo hacer venta minorista y marketing para diferentes tipos de consumidores. La forma más sencilla de hacerlo es adquirir empresas que ya estén ahí”.

Prueba de ello es que Hansae se hizo el año pasado con el minorista local MK Trend, al que renombró como Hansae MK. Según ha registrado el proveedor, ha registrado unas ventas equivalentes a 1,5 billones de won (1.380 millones de dólares).

Otro caso es el de Sae-A. Esta empresa de capital privado, que opera en más de 10 países, obtuvo también el pasado año In The F, minorista surcoreano de moda. Gracias a esta adquisición obtuvo unos beneficios de 1,9 billones de won. Ahora, quiere incrementar sus beneficios lanzando una colección de ropa de golf para 2018.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir