Anunciantes

Los taxistas boicotean las marquesinas de Uber en Barcelona

Los taxistas de Barcelona boicotean las marquesinas de UberX en la vuelta de Uber a la Ciudad Condal y advierten: "esto podría convertirse en un infierno".

UberDespués de cuatro años de ausencia, Uber regresó a la Ciudad Condal. Desde entonces, la guerra entre la compañía y el sector barcelonés del taxi. Estos últimos, como recuerda ElConfidencial.com, ya habían señalado que el regreso de Uber no sería plácido. Dos días después de que UberX se pusiera en funcionamiento en Barcelona, ya ha regresado la guerra. De hecho, los anuncios de Uber en las marquesinas de los autobuses ya han sido boicoteadas.

La campaña que UberX había lanzado en Barcelona rezaba: “Más que un viaje. Barcelona, tu Uber ha llegado”. Pero alrededor de 50 marquesinas han aparecido boicoteadas, cambiando la palabra “Uber” por una pegatina en la que se podía leer “Taxi”. Los coches de la compañía, así como su logo, también fueron boicoteados y tapados.

Según fuentes cercanas, la acción ha sido llevada a cabo por la asociación Élite Taxi, pero Alberto “Tito” Álvarez, portavoz de esta asociación, no ha querido ni confirmar ni desmentir la autoría. Pero Álvarez sí ha señalado las movilizaciones que tendrán lugar próximamente como forma de protesta. “Estamos organizando una manifestación para los próximos días. No se está cumpliendo el ratio de 1 VTC por cada 30 taxis, y la guardia urbana no está haciendo nada para hacer que se cumpla”.

Pero Uber no es el único objetivo de las asociaciones de taxistas, sino que tampoco descartar movilizaciones contra la compañía Alsa. “Su matriz, Enatcar, es la que está detrás de la empresa que gestiona las licencias de Uber en Barcelona”, aclara Álvarez. “¿Cómo es posible que traten de tumbar judicialmente a Blablacar por considerarlo competencia desleal y, sin embargo, apoyen a Uber?”.

Los taxistas afirman que la compañía incumple la ley y que la proporción de una VTC por cada 30 taxis hace tiempo que no se respeta. Además, denuncian que las “cucharachas” (apodo que dedican a los coches de Uber y Cabify, por su color negro), se sitúan en zonas de gran afluencia con el objetivo de captar activamente clientes, lo cual está prohibido según el ROTT (Real Decreto de Ordenación de los Transportes Terrestres).

Los taxistas advierten: “esto podría convertirse en un infierno”. Los taxistas ya están comenzando a ejercer presión ante la inminente votación del nuevo reglamento del ayuntamiento de la ciudad, entre finales de abril y comienzo de mayo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir