Anunciantes

Louis Vuitton, la primera marca implicada en el escándalo de la trama Noós

El Rey Juan Carlos hizo gestiones personales ante el dueño de Louis Vuitton, Bernard Arnault, para que su imperio del lujo aportara fondos a las arcas del Instituto Noós. Y funcionó, porque en 2004 Arnault patrocinó la primera edición del Valencia Summit, un congreso sobre la influencia del deporte en el desarrollo de las grandes ciudades con el que Iñaki Urdangarín y su socio Diego Torres ingresaron más de 2,4 millones de euros, según ha publicado El Confidencial.

En 2004, Urdangarín habría pedido a su entonces cuñado Jaime de Marichalar que le ayudara a captar clientes para el Instituto Noós. Y Marichalar, que era el máximo responsable de Louis Vuitton & Möet Henessy (LVMH) en España habló con Arnault para que financiase al duque de Palma aunque el francés sólo aceptó aportar fondos después de que el propio Rey se dirigiera a él.

Así, Louis Vuitton se convirtió en la principal patrocinadora de la primera edición del Valencia Summit, que también recibió dinero público de la Generalitat, gobernada por entonces por Francisco Camps, y del Ayuntamiento de Valencia, con Rita Barberá al frente.

Más allá del evento, Arnault accedió a que Marichalar participase en él como representante del conglomerado empresarial. Allí, el por entonces primer ejecutivo de Louis Vuitton en España pronunció una conferencia sobre patrocinios deportivos y se fotografió con Urdangarín, Torres, y el resto de participantes en la conocida como “foto de familia” del Valencia Summit.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir