Anunciantes

La lucha por acabar con las diferencias de sexo pone a algunas marcas contra las cuerdas

roles-generoVamos a hacer un ejercicio. Imagínese que se encuentra en un supermercado y llega a la zona donde se encuentran los productos de higiene y cuidado personal. Un rápido vistazo le dejará más que claro que la separación en base a los roles de género es más que evidente. Algo que podría cambiar y no tardando mucho tiempo.

Ejemplos de que podríamos encontrarnos ante un importante cambio nos llegan desde Estados Unidos. El presidente Barack Obama está luchando por erradicar la discriminación de los jóvenes transexuales en colegios e institutos a la hora de utilizar los baños. O la actitud contraria del Departamento de Justicia del país contra las homófobas leyes de Carolina del Norte.

Aunque lo cierto es que estos temas cada vez están de mayor actualidad derivando en debates sobre la necesidad de cambio, lo cierto es que aún estamos lejos de una resolución satisfactoria. Eso sí, las que deberían modernizarse y con bastante urgencia son precisamente esas marcas de higiene y cuidado personal con las que abríamos este artículo.

Aunque estamos viendo algunos intentos con diversos grados de aceptación y éxito, las marcas tienen que poner su foco en la Generación Z. Los más jóvenes cada vez tienen menos problemas con los roles de género.

De acuerdo a un estudio elaborado por JWT hecho público el pasado mes de marzo, el 78% de los miembros de la Generación Z considera que el sexo no define a una persona tanto como si lo hacia antes. Y esto es algo que las empresas centradas en terrenos como la belleza, la higiene o el cuidado personal tienen que comenzar a poner en práctica cuanto antes.

Por suerte algunas marcas ya se han puesto manos a la obra. Vemos casos como Louis Vuitton y su campaña con Jaden Smith ante el agotamiento de sus trabajos con féminas o el diseñador Rick Owens y su ruptura con las líneas definitorias del sexo.

Pero el sector de la moda no ha sido el único. La marca de whisky Bruichladdich que ha roto en sus últimas campañas con los afianzados estereotipos masculinos. Esto es solo el principio ya que desde tiempos inmemoriales las marcas han dividido sus productos y estrategias basándose en el género de las personas.

A medida que este discurso va calando cada vez más hondo en la conciencia social y la política las compañías y sus marcas tendrán que avanzar también. Y es que los consumidores suelen ir siempre varios por delante de las marcas.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir