Anunciantes

Lucky Strike no tendrá que indemnizar a Ernesto de Hannover por utilizar su imagen para una campaña

descargaEl Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo falla a favor de Lucky Strike. La marca de cigarrillos no tendrá que indemnizar a Ernesto de Hannover, quien denunció a la compañía.

Al marido de Carolina de Mónaco no le gustó que se utilizase su imagen para una publicidad emitida en Alemania en el año 2000; y el caso ha terminado por alcanzar el máximo órgano jurídico: el Tribunal de Estrasburgo.

Ya primeramente la Corte Federal de Justicia, máxima instancia judicial germana, consideró que el aristócrata no tenía derecha a indemnización en nombre de la libertad de expresión y por ello anuló las indemnizaciones que los tribunales inferiores habían impuesto a British American Tobacco, fabricante de Lucky Strike.

Este ha sido el mismo argumento que ha dictado la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que señala que la máxima instancia germana "concilió la libertad de expresión y el derecho a la vida privada teniendo en consideración la naturaleza al tiempo comercial y humorística" de los anuncios.

El polémico anuncio utilizó el nombre de Ernesto de Hannover, que había sido condenado por diversos altercados, asociándolo a un paquete de tabaco de la marca que aparecía arrugado.

British American Tobacco retiró la publicidad cuando Ernesto de Hannover se lo solicitó, pero se negó a pagar la indemnización de 100.000 euros que se le reclamaba.

Entonces comenzaron los juicios. En primera instancia, el Tribunal Regional de Hamburgo impuso a la tabaquera una indemnización de 60.000 euros al considerar que el respeto de la vida privada pasaba por delante de la libertad de expresión y que la publicidad tenía un carácter estrictamente comercial y lucrativo.

Pero British American Tobacco recurrió al Supremo, que anuló la indemnización, ya que los jueces consideran que la publicidad no contenía "elementos degradantes o negativos". Y este mismo argumento es el que ha prevalecido en el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir