Anunciantes

Marcas españolas icónicas como Fagor, Panrico y El Corte Inglés caen también en las zarpas de la crisis

fagor_imagen_empresaLa crisis está pasando factura a todas las empresas. Parecía que había algunas intocables pero actualmente también se encuentran en una situación límite. Y es el caso de Panrico, El Corte Inglés y ahora, Fagor.

La vía elegida para salir de la crisis, la caída de salarios ha provocado que el español medio cada vez tenga menos dinero en el bolsillo, por lo que la marca blanca y el low cost triunfan a costa de empresas bien posicionadas y con situaciones estables hasta antes de la crisis.

Fagor ha sido el último ejemplo. La cooperativa de electrodomésticos vasca, perteneciente al grupo Mondragón, ha presentado hoy el concurso de acreedores, ahogado por una deuda de 800 millones y camino de presentar su quinto ejercicio consecutivo de pérdidas. Y es que parece ser que de poco han servido las rebajas salariales aceptadas por la plantilla, casi un 20% desde que se inició la crisis. Además, de los 10.000 empleados que tenía en 2008, actualmente solo quedan 5.700.

Fagor, calcula que desde 2007 ha reducido sus ingresos en 600 millones, según los datos de El País, con una caída del 37% de las ventas como consecuencia de la competencia de bajo coste que llega de países como China, Turquía y Corea.

En el caso de Panrico ya tuvo que presentar un ERE para 1.900 trabajadores en toda España y poco después solicitó el preconcurso de acreedores. Ante la situación, la Generalitat de Catalunya también ha salido al rescate, ofreciendo apoyo financiero. Otras comunidades autónomas con fábricas de Panrico también buscan involucrarse para salvar a la empresa. Su situación es crítica: ha perdido 700 en los últimos cuatro años, periodo en el que las ventas han caído a un ritmo anual del 8%.

El Corte Inglés presenta una situación menos grave, pero es cierto que los centros comerciales originarios de Madrid que se han visto obligados a reorientarse ante la dureza de la crisis y la caída del consumo. Las ventas de la empresa ventas cayeron en el último año un 7,7%, mientras que su beneficio lo hacía un 18,3%. La compañía redujo su plantilla el año pasado en 2.645 empleados a través de jubilaciones y terminaciones de contratos temporales.

Poco antes había llegado también a un acuerdo con sus acreedores para refinanciar 3.800 millones de su deuda, para lo que tuvo que poner en garantía sus propios edificios. Como colofón, este mes anunciaba la venta del 51% de su financiera Banco Santander.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir