líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué las marcas se pegan un tiro en el pie cuando hacen el vacío a los mayores de 55 años

AnunciantesLas marcas pierden una oportunidad de oro al ignorar los consumidores más talludos

Las marcas hacen el vacío a los consumidores mayores de 55 años

Por qué las marcas se pegan un tiro en el pie cuando hacen el vacío a los mayores de 55 años

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Los consumidores mayores de 55 años se abren paso en tan solo el 23% de los anuncios, de acuerdo con un reciente informe de System1 e ITV.

No es ningún secreto que la publicidad, empeñada en rendir culto a la eterna juventud, huye como de la peste de las canas y las arrugas. Lo que no resulta tan evidente es que los anunciantes pierden dinero a manos llenas al condenar (injustamente) al ostracismo a los consumidores mayores de 55 años en sus anuncios. Así lo concluye al menos un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por System1 e ITV.

El informe pone de manifiesto que los consumidores mayores de 55 años se abren paso en tan solo el 23% de los anuncios. La paradoja es que este grupo de edad constituye una tercera parte de la población en Reino Unido, aglutina el 65% de las impresiones publicitarias en la televisión y acumula asimismo el 60% de la riqueza en tierras británicas. Se hace necesaria, por ende, una recalibración urgente del público objetivo al que se dirigen las marcas con sus campañas de publicidad.

Más allá de existir un problema de visibilidad de las personas mayores de 55 años en la publicidad, hay también disparidad desde el punto de vista del género. Y es que la presencia de mujeres que rebasan la frontera de los 55 años en la publicidad es mucho más inusitada que la presencia de hombres de idéntico grupo de edad.

La publicidad no logra conectar con los mayores de 55 años (y pierde así una oportunidad de oro)

Solo 5 de los 56 anuncios examinados en su investigación por System 1 e ITV registraron una puntuación más elevada en términos de respuesta emocional entre los mayores de 55 años que en el resto de la población. Y buen parte de los anuncios evaluados arrojaron valores considerablemente peores en este grupo demográfico en particular (2,96 puntos frente a la cifra promedio de 3,76 puntos).

Conviene además hacer notar que las personas mayores de 55 años se lamentan con más asiduidad que el resto de consumidores de la duración (a menudo a todas luces excesiva) de los anuncios, de su contenido excesivamente genérico y de su ausencia de interés.

«Los mayores de 55 añosa son una enorme oportunidad comercial para las marcas, pero son a menudo ignorados o retratados de manera errónea», advierte Jon Evan, chief customer officer de System1. «Los consumidores maduros ven mucha televisión y la pequeña pantalla es un medio increíblemente poderoso para conectar con ellos», apostilla Kate Waters, directora de estrategia y planificación de clientes de ITV.

«Con nuestro último informe tratamos de arrojar luz sobre los desequilibrios que hay en cuanto a edad en la representación de las personas en la publicidad para que los anunciantes puedan cerrar por fin la brecha», añade Waters.

 

En esta graciosa campaña Mentos enseña a los mapaches a reciclar (porque los humanos no lo hacen)AnteriorSigueinteLas plataformas móviles se llevarán el 51% de la inversión en publicidad digital en 2023

Contenido patrocinado