Anunciantes

Las marcas quieren engullir datos (lo de protegerlos es ya otro cantar)

Las marcas tienen un hambre feroz de comercializar datos (pero no tanto de protegerlos)

La predisposición de las marcas a comercializar (a toda costa) los datos en su haber contrasta con su aproximación (algo anémica) a la hora de encarar su seguridad.

datosLas empresas están postradas a los pies de los datos y no ocultan su apetito (más o menos voraz) a la hora de comercializar tales datos. Sin embargo, su predisposición a comercializar (a toda costa) los datos en su haber contrasta con su aproximación (algo anémica) a la hora de encarar la seguridad.

Según un reciente estudio de ESOMAR y la empresa de investigación de mercados Kadence, el 77% de los marketeros británicos y el 93% de los anunciantes oriundos de Estados Unidos creen que los datos son de suma importancia para el crecimiento de su negocio.

En cambio, sólo poco más de un tercio de los marketeros coincide en señalar que los datos son fáciles de gestionar.

Cuando se les cuestiona por la propiedad de los datos con los que trabajan, el 68% de las empresas cree que tales datos les pertenecen. Únicamente una tercera parte de las marcas consultadas en su informe por ESOMAR y Kadence considera que la propiedad última de los datos recae en los individuos (síntoma más que evidente de que el nuevo RGPD no ha penetrado aún en los modos de hacer de buena parte de los marketeros).

Aunque a los marketeros se les llena la boca cantando encendidas alabanzas sobre los datos, lo cierto es que su gestión es asumida en la mayor parte de los casos por el departamento IT y no por el equipo de “insights”.

En un tercera parte de las compañías la responsabilidad sobre los datos se la arroga el departamento IT (y no la sección de “insights” y/o investigación).

El informe pone claramente de manifiesto que sigue habiendo múltiples malentendidos en torno a la propiedad de los datos y cómo deben ser protegidos tales datos (en lo concerniente a las empresas que los gestionan).

No en vano, el 54% de los marketeros británicos y el 67% de los estadounidenses aseguran que los datos que llegan a sus manos se comparten demasiado “alegremente” con terceros. ¿La moraleja? Que en lo que a la protección de los datos personales se refiere los marketeros tienen aún mucho que aprender.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir