líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

McDonald's, Coca-Cola y PepsiCo, con el boicot en los talones por permanecer en Rusia

AnunciantesMcDonald's afronta un posible boicot por continuar con sus operaciones en Rusia

McDonald's, Coca-Cola y PepsiCo, en el punto de mira por no abandonar Rusia

McDonald's, Coca-Cola y PepsiCo, con el boicot en los talones por permanecer en Rusia

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

McDonald's, Coca-Cola y PepsiCo se enfrentan a un eventual boicot por su decisión de continuar operando con total normalidad en Rusia.

En el transcurso de los últimos toda una miríada de marcas internacionales han tomado la determinación de suspender sus operaciones en Rusia en protesta por la invasión de Ucrania por parte del Ejército ruso. Y sobre las compañías que han optado, en cambio, por permanecer en el país euroasiático planea en algunos casos la sombra del boicot. Es el caso de McDonald’s, Coca-Cola y PepsiCo, que se enfrentan a un eventual boicot por su decisión de continuar operando en territorio ruso

Tres cadenas de supermercados oriundas de Ucrania han anunciado ya que están retirando productos de la marca Coca-Cola de sus lineales, mientras que hashtags como #BoycottCocaCola, #BoycottPepsi y #BoycottMcDonalds han emergido con fuerza durante este fin de semana en Twitter.

Grandes corporaciones como Apple, Inditex, IKEA y Netflix han cancelado sus operaciones en Rusia en respuesta a la invasión que Rusia ha perpetrado en Ucrania en los últimos días. Y aquellas marcas que han preferido no pronunciarse y continuar operando con normalidad en el país euroasiático tienen que lidiar ahora con una creciente y vociferante presión internacional para que den también la espalda a Rusia.

La cadena ucraniana de supermercados Novus anunció el viernes que dejaría de comercializar productos de Coca-Cola (incluyendo bebidas de la marca Coca-Cola, Fanta, Schweppes y BonAqua) al tiempo que acusaba a la multinacional estadounidense de desvergüenza por «continuar trabajando a pleno rendimiento para las fuerzas invasoras».

También otras dos cadenas de supermercados originarias de Ucrania, Fozzy Group y Varus, han decidido excluir de sus lineales los productos de Coca-Cola, según The Independent.

La presión sobre las compañías internacionales que continúan operando en Rusia es cada vez mayor

La llamada al boicot contra Coca-Cola se inició después de que el pasado jueves el medio estatal ruso Tass informara de que la compañía se había comprometido a seguir operando en Rusia (y esta tampoco lo desmintiera).

También el jueves Coca-Cola anunció que donaría un millón de euros a la Cruz Roja en Ucrania y también en Rumanía, Hungría, Eslovaquia y Polonia (donde están huyendo no pocos refugiados ucranianos).

«Aun cuando estas son las acciones que emprendemos hoy, continuaremos monitorizando la situación muy de cerca», enfatizó la compañía de bebidas. En su comunicado Coca-Cola evitó referirse a Rusia y abogó por la «paz en la región».

Por su parte, ni McDonald’s ni PepsiCo se han pronunciado públicamente sobre la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Así y todo, Thomas DiNapoli, interventor del estado de Nueva York, envió el pasado viernes una misiva a grandes empresas (McDonald’s y PepsiCo, entre ellas) instándolas a dar el alto a sus operaciones en Rusia. En la carta, que iba dirigida también a compañías como Estée Lauder Cosmetics, Coty, Mondelez y Kimberly-Clark, DiNapoli advertía a las empresas que afrontarían considerables riesgos reputacionales si optaban por permanecer en Rusia.

McDonald’s cuenta con 847 restaurantes en Rusia, donde la compañía obtiene el 9% de su facturación global.

PepsiCo, por su parte, recauda en Rusia alrededor del 4% de sus ingresos globales y se ufana de ser la empresa de alimentos y bebidas más grande en este país.

 

Primer "matrocinio" futbolístico para luchar contra la desigualdad en el deporte femeninoAnteriorSigueinte"No te quedes sin las ganas", la campaña de EL KIOSKO para recuperar las cenas de Navidad

Contenido patrocinado