líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Sin

AnunciantesImagen de un producto pixelado de McDonald's

McDonald's Francia celebra la reapertura con "No logo"

Sin "food porn" y a lo loco: McDonald's pixela sus productos en esta campaña

McDonald's Francia celebra la reapertura de sus restaurantes con una campaña que rezuma confianza al dejar de lado sus suculentos productos.

Si por algo se caracterizan las imágenes publicitarias de McDonald’s es por el «food porn». Las suculentas fotografías y vídeos de la comida de la cadena se suelen mostrar de una manera con la que es inevitable ponerse a babear como si fuéramos el emoji de la baba cayendo.

Sin embargo, en su nueva campaña, McDonald’s Francia ha decidido tomar un rumbo muy diferente. En lugar de mostrar sus sabrosas recetas, la marca ha querido celebrar la reapertura de sus restaurantes en todo el país pixelando los platos favoritos del menú.

De este modo, en los carteles no se puede ver nada, más allá de la frase «Guess who’s back» («adivina quién está de vuelta» traducida). McDonald’s está tan seguro de lo que ofrecen que han decidido que puede permitirse el lujo de tapar los productos en lugar de invitar al reclamo con ellos.

La campaña «No logo» confía en el conocimiento de los clientes y adopta un enfoque minimalista, ocultando sus hamburguesas más vendidas detrás de los píxeles. La acción ha sido ideada por la agencia de publicidad TBWA Paris.

Este enfoque más discreto que de costumbre se ha difundido por toda Francia para que todos los consumidores que sean seguidores de la firma sepan que los restaurantes de la franquicia abren sus puertas en todo el país. Se trata de una apuesta arriesgada pero que al mismo tiempo demuestra confianza y lo arraigada que está la marca en la cultura popular.

El minimalismo ha acompañado últimamente a McDonald’s en varias de sus campañas. Solo tenemos que irnos a «Lights On», desarrollada por Leo Burnett. Esta solo utilizó los arcos dorados típicos de la «m» de la compañía para promocionar el servicio de entrega a domicilio de la misma.

Sin embargo, no se trata de un cambio generalizado. El último spot de la empresa en Reino Unido es tan sabroso como de costumbre. En este caso, «My house my rules» fijaba la mirada en su servicio McDelivery y lo hacía poniendo acento en los rituales que suelen realizar los consumidores una vez que la comida llega a su casa y se ponen frente a ella en la mesa.

 

Condé Nast España renueva su confianza en la tecnología para formatos outstream de TeadsAnteriorSigueinteAcciona, Grupo Santander y El Corte Inglés ya han comenzado a vacunar en sus centros de Madrid

Noticias recomendadas