Anunciantes

McDonald's pulsa el botón "reset" para recuperar el amor perdido de sus clientes

McDonald'sEl "debilucho" McDonald's, cuyas hamburguesas ya no enamoran como antes a las exigentes papilas gustativas del consumidor, está dispuesto a poner a dieta su compleja estructura empresarial para liberarse de las garras de la crisis en la que el gigante de la comida rápida anda sumido desde hace tiempo. "La realidad es que nuestro rendimiento ha sido malo durante los últimos tiempos, los números no mienten", confiesa Steve Easterbrook, CEO de McDonald's, en vídeo corporativo publicado ayer lunes en la web de la multinacional estadounidense.

McDonald's lucha desde hace meses con la merma de clientes, clientes que se están dando a la fuga para caer en los brazos, sobre todo en Estados Unidos, de empresas de comida rápida más saludable como Chipotle.

En el vídeo, de 23 minutos de duración, Easterbrook no se muerde la lengua a las hora de poner nombres y apellidos a las flaquezas de ese gigante en horas bajas que es McDonald’s. No sólo la estructura de la compañía es extremadamente enmarañada y compleja sino que el que presumía de ser el rey del “fast food” no está lo suficientemente orientado a sus clientes. “No tengo miedo de la urgente necesidad de dar una vuelta de tuerca a este negocio”, recalca el máximo responsable de McDonald’s.

El plan que Easterbrook se guarda bajo la manga para hacer resurgir a McDonald’s de sus cenizas es reagrupar las diferentes divisiones de negocio de la compañía. En el futuro la multinacional de comida rápida estará dividida en cuatro secciones: una dedicada al mercado de Estados Unidos, de donde procede el 40% de los ingresos de McDonald’s, una segunda centrada en mercados extranjeros pero ya maduros como Reino Unido o Alemania, una tercera concentrada en mercados con potencial de crecimiento como China y Rusia, y una cuarta y última consagrada al resto del mundo, donde la compañía, por unas razones o por otras, no tiene todavía demasiada presencia.

Easterbrook tiene asimismo previsto vender más de 36.20 filiales a franquiciados. El objetivo es que la proporción de restaurantes de McDonald’s dirigidos por franquiciados crezca durante los próximos cuatro años del 81% al 90%.

Con este movimiento McDonald’s se retira de la primera línea en la gestión diaria de sus restaurantes para concentrarse en la concesión de licencias y hacer lógicamente dinero con esas licencias.

Aumentando el número de restaurantes que operan bajo franquiciados, McDonald’s aspira a reducir la burocracia y hacer más eficiente el proceso de toma de decisiones. Y no sólo eso. Está previsto que este plan de transformación reduzca los costes en aproximadamente 300 millones de dólares (269 millones de euros) al año. Se desconoce todavía, eso sí, qué consecuencias tendrá este plan en términos de puestos de trabajo.

A los inversores el plan de Easterbrook para hacer remontar el vuelo a McDonald’s les ha dejado, no obstante, bastante fríos. Los títulos de la compañía comenzaron ayer subiendo ligeramente para terminar volviendo a registrar pérdidas en los mercados bursátiles.

Y es que la mayor parte de medidas anunciadas ayer por McDonald’s eran más o menos esperadas, asegura Mark Kalinowski, analista de Janney Montgomery Scott. “Se ha concretado algo, pero no tanto como quizás esperábamos”, subraya.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir