Anunciantes

McDonald's y Burger King se suben al ring de la comida rápida: ¿quién deja K.O. a quién?

zdfMcDonald’s y Burger King tiene millones de fans repartidos por todos los rincones del planeta. Son, de hecho, los reyes indiscutibles de la comida rápida. Pero, si se subieran al ring, ¿quién dejaría K.O. a quién? La televisión pública alemana ZDF emitió ayer por la noche un documental en el que enfrentaba a estos dos “gallitos” de las hamburguesas para intentar responder a esta pregunta.

¿El resultado del combate? El esperado: que ni McDonald’s ni Burger King pueden presumir de servir los platos especialmente saludables. Los batidos de fresa, por ejemplo, tienen una cantidad mínima de la fruta que les da nombre. En este tipo de batidos los ingredientes estrella son los azúcares, los espesantes, el zumo de remolacha y los aromas artificiales. Y tanto en las patatas fritas de McDonald’s como en las de Burger King las temidas acrilamidas –sustancias potencialmente cancerígenas presentes en alimentos cocinados a altas temperaturas– campan a sus anchas.

Si nos fijamos en la carne de las hamburguesas de Burger King y McDonald’s, el 100% es carne de vacuno, pero carne que procede en la mayor parte de los casos de vacas viejas de entre 6 y 8 años de edad. Este tipo de carne es hasta una tercera parte más barata que la procedente de vacas jóvenes.

Ni Burger King ni McDonald’s pueden, por lo tanto, sacar pecho por utilizar carne de mucha calidad para la confección de sus hamburguesas. Sin embargo, la concentración de los peligrosos hidrocarburos aromáticos policíclicos es hasta 13 veces superior en el caso de las hamburguesas de Burger King. ¿El motivo? Los hidrocarburos aromáticos policíclicos sus sustancias potencialmente peligrosas para la salud que se originan como consecuencia del calentamiento de la carne y su concentración es mayor en los hamburguesas de Burger King porque la cadena de comida rápida cocina sus productos cárnicos con llama de gas, frente a McDonald’s, que los cocina en placas calientes de metal.

Eso sí, consumidos en cantidades pequeñas, los hidrocarburos aromáticos policíclicos presentes tanto en las hamburguesas de McDonald’s como de Burger King son inofensivos, aclara el especialista en salud alimentaria Ulrich Nehring en el documental. Y aunque abundantes, las acrilamidas presentes en las patatas fritas de ambas cadenas de comida rápida no son tampoco peligrosas para la salud del comensal, asegura Nehring.

La presencia ocasional del metal gadolinio en los refrescos de Burger King y McDonald’s es igualmente inofensiva para el consumidor, afirma un médico consultado por la ZDF en el documental.

Pero, ¿por qué hay metal en los refrescos de ambas cadenas? La ZDF utilizó como materia prima para sus análisis refrescos procedentes de restaurantes berlineses, donde tanto McDonald’s y Burger King mezclan agua corriente con sirope para la confección de sus refrescos. Y el agua corriente berlinesa contiene gadolinio en pequeñas cantidades.

El documental de la ZDF pone también el foco en la condiciones laborales de McDonald’s y Burger King. Esta última cadena ha estado precisamente en el ojo del huracán durante los últimos días como consecuencia de un reportaje emitido por la RTL, en el que las condiciones laborales de sus franquicias no salían precisamente bien paradas.

En el documental emitido ayer por la ZDF un franquiciado de Burger King explica ante la cámara que las franquicias de esta cadena dependen muchísimo para tomar cualquier decisión de la multinacional estadounidense, que les deja en cambio cierta “manga ancha” en lo referido a los costes derivados del personal. Ello explicaría que las condiciones laborales en las franquicias de Burger King sean a menudo tan precarias.

Bastante mejores son, según el documental, las condiciones laborales en McDonald’s, todo un ejemplo de transparencia y de salarios justos, según el sindicato NGG.

Si en lo que respecta a las condiciones laborales, McDonald’s logra meterle un gol a Burger King, en el capítulo referido al servicio es la segunda la que gana a la primera. En ambas cadenas el servicio tarda alrededor de media hora, pero el servicio proporcionado por el personal de Burger King es de mejor calidad que el de McDonald’s, según diversas pruebas llevadas a cabo durante la realización del documental.

En el precio de los productos de una y otra cadena, McDonald’s sale derrotada de nuevo . De todos modos, y teniendo en cuenta que los precios de Burger King y McDonald’s varían mucho de una región a otra, la victoria de Burger King no es ni mucho menos contundente. En Alemania el precio del celebérrimo Whopper de Burger King oscila entre los 3,89 y los 5,29 euros.

Finalmente, si lo que ponemos bajo la lupa es el sabor de los productos de ambos gigantes de la comida rápida, la clara vencedora es McDonald’s, aunque las patatas de Burger King gustan más al consumidor que las de la marca de los arcos amarillos.

¿Cuál es entonces el resultado del duelo televisivo mantenido ayer por Burger King y McDonald’s? En este primer asalto –seguro que vendrán más en el futuro–, el marcador finalizó con un 5 a 3 para McDonald’s. ¿Se tomará Burger King la revancha?

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir