Anunciantes

Mejora la confianza, pero no la intención de consumir

Tras unos meses de descenso, la opinión de los consumidores sobre la situación económica mejoró en diciembre, como se desprende del Índice de Comportamiento del Consumidor de Millward Brown. La mejora se ciñe exclusivamente a la opinión, porque cuando se pregunta por comportamientos concretos o posibles decisiones de consumo los datos muestran una congelación en los niveles de los últimos meses. Los consumidores pueden apreciar una mejora en la situación económica, pero de ahí no se desprende un despegue de sus intenciones de consumir.

En cuanto a quiénes creen que los están ayudando a salir mejor de la crisis, los consumidores creen que los centros comerciales con sus propias marcas (4,8 sobre 10 puntos) les ayudan más que las marcas tradicionales (4,3). Que los centros comerciales con sus marcas aparezcan como el sector que más está ayudando a manejar la crisis indica una reacción positiva de los consumidores a su contribución a la reducción de precios. Que esta reducción haya tenido efectos negativos sobre ciertos sectores productivos no está claro que esté afectando a la imagen de las marcas de la distribución. Esta opinión positiva está en la raíz del nuevo papel que estas marcas han adquirido, y del capital de confianza que las cadenas han ganado ante los consumidores.

De este modo, es explicable que más allá del precio, las marcas de la distribución se hayan asentado en el repertorio de marcas a considerar en las decisiones de compra. De una parte encajan bien en un contexto en el que el precio se ha convertido en una variable determinante, por otro, han sabido responder a las necesidades de los consumidores en un momento clave.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir