líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

Mercedes-Benz consolida su estrategia en el mercado estadounidense

Mercedes-Benz, la gran ganadora de la Super Bowl

La Super Bowl no solo es una batalla deportiva, sino también publicitaria y, en la guerra por la atención de este domingo, Mercedes-Benz ha sido la gran ganadora.

mercedesAunque los Patriots se hayan hecho con la victoria del evento deportivo del año, la Super Bowl, en términos marketeros ha sido la alemana Mercedes-Benz la que se ha alzado vencedora en este torneo también publicitario.

El fabricante de coches alemán lleva mucho tiempo consolidando su posición en el mercado americano en el que la marca está presente de muy diversas maneras, aunque su apuesta por el deporte americano es evidente.

Sin embargo, la gran oportunidad para la compañía ha llegado este 2018 de la mano de la Super Bowl que se ha celebrado en Atlanta, ciudad en la que Mercedez-Benz ha instalado sus oficinas centrales en Norteamérica y donde hace 3 años desembolsó 324 millones de dólares para poner su nombre al estadio que, casualmente, acogió el gran partido este domingo.

La jugada de la marca ha sido redonda y es que su protagonismo en las últimas semanas gracias a su patrocinio del estadio de la Super Bowl es inigualable. Medios internacionales han posado sus ojos en este enclave, al igual que lo han hecho los más de 100 millones de espectadores que han seguido en encuentro en todo el mundo.

Pero la apuesta de Mercedes-Benz por la Super Bowl no acaba aquí pues, tras un año de ausencia, la compañía volvió a la cita deportiva con los bolsillos abultados.

Con una inversión de 6 millones de dólares, la marca lanzó “Say the Word”, una de las campañas que ha conseguido colarse entre las mejores propuestas publicitarias de la última edición de la Super Bowl.

https://www.youtube.com/watch?v=R84j8pmH-d0

Si no visualiza correctamente el vídeo embbeded, haga clic aquí. 

Y no es para menos teniendo en cuenta que la cita congrega al 30% de su target norteamericano, un mercado donde en 2018 vendió 354.000 coches y en el que ha redoblado su apuesta con una ampliación de su planta ubicada en Tuscaloosa a través de una inversión e 5.800 millones de dólares. El objetivo ahora es la fabricación de baterías eléctricas, una nueva línea de negocio que creará 300 puestos de trabajo.

La relación entre el fabricante alemán y Estados Unidos se consolida en lo que parece ser una verdadera conquista del mercado de la automoción norteamericano.

Dentsu Aegis Network presente con su talento en el Advertising Week LatamAnteriorSigueinteData Science Journal ofrece contenido de vanguardia para llevar el marketing al siguiente nivel

Noticias recomendadas