líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantesimagen recurso para mostrar las cenas de empresa que podrían ser en tiempos de pandemia

Mesas conectadas o cómo hacer una cena de empresa en tiempos de COVID-19

"Mesas conectadas", la estrategia de Shackleton para salvar las cenas de empresa

"Mesas conectadas" es una experiencia phygital que, utilizando dos ordenadores portátiles enlazados por una plataforma de videollamadas, convierte pequeñas cenas de hasta seis personas en una mesa colectiva e infinita con todos los asistentes conectados.

mesas conectadas iniciativa shackleton

Puede que la pandemia nos haya dejado sin relaciones personales afectivas y la distancia social sea ya el nuevo saludo al ver a nuestros familiares y amigos. Puede incluso que se haya cargado a muchos sectores por no dejar que las personas hagamos vida normal. Pero, ¿y si no estuviera todo perdido? No hay que olvidar que vivimos en una época caracterizada por la digitalización, donde la tecnología se ha convertido en nuestro salvador. Y empresas como Shackleton pasan horas estudiando para lanzar iniciativas como la que la agencia ha presentado.

Bajo el nombre de «Mesas Conectadas«, Shackleton quiere convertirse en el superhéroe de uno de los sectores más afectados: la hostelería. Su idea combina tecnología y creatividad y está dirigida especialmente a las cenas de empresa, que este año parecen no celebrarse. Shackleton quiere dar otra oportunidad a los trabajadores para celebrar, especialmente este año, los esfuerzos que se han tenido que hacer. Porque la pandemia no ha discriminado, y mucho menos en puestos de trabajo.

¿Cómo funciona «Mesas conectadas»?

Las empresas del mundo podrán observar un hilo de luz entre tanta oscuridad para que sus empleados disfruten de la mítica cena junto a sus compañeros. Una iniciativa que no solo aporta beneficios a las empresas para que puedan disfrutar de su cena navideña, sino que también se observa como un apoyo efectivo al mundo de la hostelería. Pero para que funcione la idea habrá que seguir una serie de pasos:

1. Divides a la gente en grupos de hasta 6 personas.

2. Haces tantas reservas en restaurantes diferentes como grupos hayas obtenido.

3. A cada restaurante, asisten los 6 integrantes de cada grupo.

4. En las cabeceras de cada mesa ubicas dos ordenadores.

5. Cada ordenador se conecta por videoconferencia con uno de otra mesa.

6. Y así se crea una gran mesa infinita, responsable y segura.

iniciativa shackleton mesas conectadas

Por otro lado y para mejorar la experiencia es importante tener en mente ciertos detalles:

– Todas las mesas tengan proporciones y medidas semejantes.

– Todas las mesas estén vestidas con manteles idénticos.

– Todos los restaurantes sirvan el mismo menú, incluyendo el vino.

– Todos los camareros tengan el mismo uniforme.

– A lo largo de la cena puedes ir cambiando las mesas con las que está conectada la tuya.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

«Mesas conectadas» se ofrece como alternativa en diferentes ámbitos:

No renunciar a la tradición navideña que nos evade del trabajo

Podríamos decir que diciembre es el mes de este tipo de eventos. Unas fechas donde celebrar y pasarlo bien son los únicos objetivos. Todas las compañías se unen cada año para que este tipo de tradiciones no se pierdan. Ya pueden ser gigantescos, donde se pueda reunir toda una organización, o más pequeños, por departamentos. Multinacionales y PYMES. Todas están deseando acabar el año con sus compañeros, aquellos con los que han compartido momentos de todo tipo.

Reuniones sofisticadas, populares, lúdicas, recreativas, formales, informarles… Da igual la temática, lo importante es juntarse y pasar un buen rato para acabar el año con alegría. Prácticamente es imposible encontrar una empresa que no reúna a su gente para agradecer el año que termina y brindar por el que comienza.

Apoyar al sector de la hostelería

En una iniciativa de este calibre no podía faltar el factor más solidario, y es que la hostelería está deseosa de volver a trabajar como antes. Que sus clientes lleguen sin mascarilla para brindar en la barra por los buenos momentos que vendrán. De hecho, la tradición de las cenas navideñas de empresa ha sido siempre un pilar de supervivencia y sostenibilidad de muchos hosteleros, pues en cifras, incrementan su facturación entre el 25% y el 50% según el tipo de local.

Observar todas las recomendaciones de prevención sanitaria

Las medidas sanitarias son de obligatorio cumplimiento y apelan a la responsabilidad ciudadana en la mayoría de los casos. Lo cierto es que no podemos olvidar que estamos viviendo una pandemia mundial que se ha llevado a muchas personas para no traerlas de vuelta. En cada lugar y en cada momento, las autoridades recomiendan diferentes medidas de distanciamiento social, como la limitación de aforo, restricciones de movilidad, horarios de circulación, entre otros.

Medidas que seguirán siendo respetadas aun con esta iniciativa. Juan Silva, director creativo ejecutivo de la agencia ha declarado que la creatividad tiene que ver con encontrar nuevas formas de hacer las cosas, mientras que la tecnología es una herramienta que hace posible que esas cosas sucedan. «Con esta idea hemos tratado de combinar ambas fuerzas para que ocurra algo tan importante como que la gente pueda reunirse y disfrutar sin riesgos y a la vez ayudar a la hostelería que está siendo especialmente castigada por la pandemia».

El éxito de la cena pionera con «mesas conectadas»

Cabe destacar que, antes de mostrarla al mundo, la agencia ya se ha aplicado a sí misma la idea para mostrar su funcionamiento. El evento tuvo lugar el pasado 24 de noviembre a las 20:00 en Madrid y Barcelona, ciudades que se reunieron también con Santiago de Chile, cuya hora era a las 15:00. Así, mas de 180 personas de los equipos de estas tres grandes ciudades se reunieron desde casi 30 restaurantes diferentes, situados en las tres ciudades.

Tras el éxito de su iniciativa, se ha puesto en macha un plan de comunicación mediante un vídeo resumen, una web y el envío de cliente y amigos de una botella de vino diseñada y fabricada especialmente por la Real Fábrica de Cristales de La Granja. Se trata en realidad de «media botella» que funciona a modo de alegoría visual de la iniciativa. Así se transmite la idea de que la otra parte está en otra «mesa conectada», aunque sea en otro restaurante de la ciudad con varios kilómetros de distancia.

botella vino en mesas conectadas

botella en caja de shackleton

Witailer presenta un análisis de las palabras clave más buscadas en Amazon sobre videojuegos durante este Black FridayAnteriorSigueintesmilebrand impulsa su modelo de agencia y negocio con la incorporación de Óscar Alksayer, como business director & smiler

Noticias recomendadas