Anunciantes

Microsoft no deja de perder consumidores

Microsoft no deja de perder consumidoresMicrosoft llegó tarde a la partida que se está jugando ahora en nuevas tecnologías como móviles, búsquedas, medios, juegos y tabletas, incluso su navegador web, que antes dominaba el mercado, se ha quedado atrás. Parece que Microsoft se ha quedado estancado en el pasado, y los consumidores ya han empezado a darse la espalda.

Como publicó Ray Ozzie, diseñador jefe de software de Microsoft, en su blog, “a pesar de nuestra visión clara y anticipada, la ejecución de nuestros competidores ha superado nuestras propias experiencias móviles, en la fusión de hardware, software y servicios, y en las redes sociales y nuevas formas de interacción social en internet”. Y es que no se trata de que Microsoft no viera los cambios que se avenían, ya que en su plantilla, de 90.000 empleados, cuenta con algunas de las mejores mentes del mundo de la tecnología, y logró desarrollar proyectos en un montón de campos distintos. Proyectos como las tabletas Courier, la identidad digital HailStorm/Passport, y el sistema de contenidos en nube de Windows Media Center demostraron la capacidad de la compañía de mantenerse a la cabeza en muchas áreas. El problema es que, o no llegaron esos productos al mercado, o una vez allí no funcionaron.

“En esta era, la carrera es para los más rápidos. No puedes permitirte una hora de retraso o con un dólar de menos. Ahora la gran pregunta es: ¿pueden lograrlo en el siglo 21 y competir con Google y Apple?”, declara Laura Didio, analista de ITIC. Para muchos analistas la respuesta a esta pregunta es que no, y ya muchos han degradado el valor de Microsoft, a medida que caen las ventas de ordenadores y que cada vez se le hace más complicado llevar a cabo su estrategia en el terreno de las tabletas digitales. Este año, el valor de la compañía ha caído un 17%.

Todos los proyectos de productos de gran consumo de Microsoft tienen problemas para funcionar. El Internet Explorer, que fue el navegador más popular durante años, ha sido sustituido por navegadores alternativos por primera vez en su historia. Y es que los navegadores se están convirtiendo en la parte más fundamental del software de cualquier dispositivo, y la mayoría de las innovaciones en este campo en los últimos años han venido por parte de compañías fuera de Microsoft.

El Windows Phone 7 parece prometer, pero su plataforma Windows Mobile parece no estar a la altura, por lo que habrá que esperar para ver los resultados. Bing, en cambio, está creciendo, pero lo cierto es que la mayor parte de este crecimiento proviene de su socio, Yahoo.

En el mercado de las tabletas digitales Microsoft es prácticamente inexistente, y su estrategia para alcanzar a Apple parece centrarse en trasladar el Windows 7 a una tableta, en vez de crear un sistema operativo propio. “El reto con Windows 7 es que está basado en el mismo paradigma de 1985, es una interfaz optimizada para un ratón y un teclado”, afirma el director de tecnología de Lenovo en PC Mag.

Con la Xbox se logró tremendo éxito al crear una marca de videojuegos competitiva para los jugadores aficionados, pero la Wii de Nintendo superó a la consola de Microsoft logrando llegar a los jugadores ocasionales.

Windows, la pieza clave de Microsoft, sigue manteniéndose como el sistema operativo más utilizado por los consumidores, y el Windows 7 logró récords de ventas de licencias: 240 millones en un año. Aún así, en los últimos meses, las ventas de ordenadores han caído considerablemente.

Pero, ¿podría ser Microsoft el próximo IBM? Para Al Hilwa, analista de IDC “Microsoft está en un punto de transición, y hay riesgo de que ocurra. Pero Microsoft se preocupa mucho más por los consumidores de lo que lo hizo IBM. Está en su ADN, y entiende que es necesario seguir siendo importante. No veo a Microsoft abandonando a sus consumidores”.

Apple demostró que tener éxito en los productos para consumidores puede impulsar en gran medida el crecimiento. Este mismo año, Apple superó a Microsoft en valor de mercado. Y es que si Microsoft cede el terreno de los consumidores, podría verse en un callejón sin salida, sobretodo ahora que cada vez más las empresas permiten a sus trabajadores llevar sus propios dispositivos, y la mayoría son Macs, iPads, iPhones y dispositivos Android.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir