Anunciantes

Los propietarios de L'Oreal, Société Générale o Air France - KLM piden a Sarkozy que les suba los impuestos

En medio de la gravísima crisis económica y financiera que atraviesa el mundo occidental, dieciséis de las mayores fortunas de Francia han roto una lanza por el gobierno de su país y por la UE y han pedido al Ejecutivo de Sarkozy que les imponga un impuesto especial para contribuir a aumentar la recaudación de las arcas francesas y arrimar así el hombro en la recuperación económica de Francia.

En nuestro país, la vicepresidenta para Asuntos Económicos Elena Salgado ha dejado entrever en la Cadena SER la aprobación de una reforma fiscal que afectará a los ricos en el Consejo de Ministros extraordinario que celebrará el Gobierno este viernes, aunque no impondrá un nuevo impuesto dado lo apresurado de la medida.

El llamamiento del multimillonario americano Warren Buffet a aumentar los impuestos para los más ricos ha calado en Francia, y ricos empresarios como el presidente de L'Oreal y su máxima accionista, los patrones de la petrolera Total, el grupo hotelero Accor, el alimentario Danone, el banco Société Générale, el operador de comunicaciones Orange, la aerolínea Air France-KLM o el fabricante automovilístico PSA Peugeot-Citröen, entre otros, han firmado la misiva al presidente.

"Deseamos que se instaure una contribución excepcional que afectaría a los contribuyentes franceses más favorecidos", comienzan el llamamiento, que será publicado el jueves próximo en el semanario Le Nouvel Observateur.

El grupo justifica la creación de esta medida excepcional por el contexto actual, "en el que el déficit de las finanzas públicas y las perspectivas de empeoramiento de la deuda del Estado amenazan el futuro de Francia y de Europa".

Los firmantes no han especificado la cuantía de los impuestos, pero piden que el mismo tenga "proporciones razonables" con el fin de "evitar efectos económicos indeseables como la fuga de capitales o el crecimiento de la evasión fiscal". "Somos conscientes de habernos beneficiado plenamente de un modelo francés y de un contexto europeo a los que nos sentimos muy unidos y que queremos contribuir a preservar", aseguran.

Los multimillonarios, entre los que también se encuentran el presidente de Veolia Environnement, el del grupo de servicios financieros Fimalac o el ex patrón de Renault, afirman que ese impuesto "no es la solución en sí misma" y piden que se inscriba "dentro de un esfuerzo más global de reforma, tanto de los gastos como de los ingresos".

"En un momento en el que las finanzas públicas y las perspectivas de empeoramiento de la deuda del Estado amenazan el futuro de Francia y de Europa, en un momento en el que el Gobierno pide a todos un esfuerzo de solidaridad, nos parece necesario contribuir al mismo", agregan. Y es que un impuesto especial de entre el 1% y el 2% a los contribuyentes cuyos ingresos fiscales superen el millón de euros, la medida rumoreada, supondría unos ingresos de 300 millones de euros adicionales.

La noticia se conocía ayer, justo un día antes de que el Gobierno francés presente las medidas que piensa adoptar para reducir el déficit público, con el fin de cumplir el compromiso de dejarlo en el 5,7% este año, el 4,6% el próximo y el 3% en 2013.

Salgado insinúa un aumento de impuestos para las mayores fortunas de España

La vicepresidenta de Asuntos Económicos ha dejado entrever, en declaraciones a los micrófonos de la Cadena SER, que tratará de aprobar este viernes en el Consejo de Ministros una reforma fiscal “para aumentar la presión sobre las grandes fortunas”, que podría ser la recuperación del impuesto sobre el patrimonio, bonificado al 100% desde el año 2008, aunque no suprimido.

Esta medida podría ser valorada "en 24 horas", ha afirmado Elena Salgado, quien, tras el pleno extraordinario del Congreso para debatir las últimas medidas del Ejecutivo, ha apuntado que el Gobierno "por el momento" no ha recuperado este impuesto, aunque ha asegurado que se podría estudiar en poco tiempo "el día que se decida hacerlo".

"No hemos recibido ninguna carta de ningún rico diciendo que le pongamos impuestos, pero si eso sucediera”, ha dicho Salgado, “y va en el programa del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, espero que muchos entiendan la medida", subrayó. La vicepresidenta ha señalado que, frente a las críticas que ha habido sobre el anticipo de los pagos a cuenta en el Impuesto de Sociedades, muchos grandes empresarios han aceptado la medida porque entendían que "tienen que contribuir a la reducción del déficit público".

Te recomendamos

Outbrain

MKD

A3media

T2O

Compartir