Anunciantes

Nestlé demanda a la competencia por fabricar cápsulas para Nespresso

Nestlé demanda a la competencia por fabricar cápsulas para NespressoEl gigante suizo de la industria alimentaria ha abierto una guerra del café contra el grupo Sara Lee y un ex alto ejecutivo de Nestlé. Esto se debe a que otras firmas han empezado a comercializar las cápsulas de café Nespresso que Nestlé pretendía mantener como un monopolio.

Nespresso ha demandado a las compañías de la competencia acusándoles de fabricar copias de las cápsulas originales violando así la propiedad intelectual de Nestlé, según informa El País. La compañía lanzó su producto como la posibilidad de disfrutar en casa de un expresso como el que se toma en las cafeterías, pero la competencia ahora ha creado cápsulas compatibles y a un precio más barato, algo que podría suponer pérdidas de miles de millones.

El juicio comenzará el próximo mes en París, donde las empresas rivales distribuyen sus productos en tiendas de comestibles esperando poder ampliar su mercado a Europa y Estados Unidos. Richard Girardot afirmó que “Nestlé ha invertido millones de euros en desarrollo e innovación de Nespresso durante muchos años. Así que cuando alguien sale con una mera copia del producto, tenemos que protegernos”.

Por su parte, los competidores de Nestlé afirman que la empresa suiza intenta cerrar el mercado de uno de los segmentos de mayor crecimiento del negocio cafetero. En el mercado europeo del café, las cápsulas suponen entre un 20% y un 40% de las ventas de café molido, moviendo más de 13.000 millones de euros, según Euromonitor International.

Para Jean-Paul Gaillard, que dirigió Nespresso durante 10 años y que ahora ha sido demandado por Nestlé por desarrollar una versión biodegradable de las cápsulas para Ethical Coffee, lo que la compañía alimentaria suiza está haciendo es algo similar a lo que hicieron Hewlett-Packard o Epson “intentando prohibir los cartuchos genéricos. Intentan frenar las copias, pero nuestro producto no es una copia”. Gaillard defendió que “los verdaderos márgenes del negocio están ahora en el café en cápsulas”, que consiste en vender “cinco gramos de café por cinco veces el precio de lo que obtendrías con el café molido normal”.

Nespresso ha logrado, gracias a sus campañas, convertir un producto que inicialmente era de oficina en algo imprescindible en las casas más chic, disparando en un 30% las ventas anuales en los últimos 10 años. Además, Nestlé posee 1.700 patentes del producto y trabaja para evitar que los competidores accedan al sistema de cápsulas de aluminio. La empresa estadounidense Sara Lee vende su propia versión de las cápsulas desde mediados de julio en los supermercados franceses por unos 29 céntimos la unidad, frente a las de Nespresso cuyo precio oscila entre los 34 y los 49 céntimos. La firma norteamericana afirma que no viola la patente porque “en forma, tamaño, color y material el producto es diferente”.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir