Anunciantes

Nestlé lucha contra la deforestación

Nestlé se une a la lucha contra la deforestación

Nestlé publicará una lista a partir de marzo con proveedores y revelará si cumplen o no sus políticas para luchar contra la deforestación.

Nestlé ha anunciado que a partir de marzo del año que viene publicará una lista de proveedores y revelará si cumplen o no sus políticas para luchar contra la deforestación. En mayo, el fabricante de productos tan conocidos como KitKat y Nescafé, colocó en su lista negra a diez compañías que suministran directa o indirectamente aceite de palma. Entre ellas están Daewoo Posco, Noble y Korindo, que representan el 5% de su volumen de aprovisionamiento. Tal y como ha reconocido Benjamin Ware, director de aprovisionamiento responsable de Nestlé, "seguramente nos granjearemos unos cuantos enemigos. Hay muchas empresas que no parecen dispuestas a hacer el trabajo".

El aceite de palma se utiliza en una amplia variedad de productos, desde el helado, hasta los cosméticos y el jabón. Los principales productores son Indonesia y Malasia, pero las empresas buscan en América Latina y África nuevos países en los que cultivar.

Y es que, aunque la mayoría de las grandes empresas de productos de consumo se han comprometido a cortar relaciones con los suministradores responsables de la deforestación, el daño medioambiental y las violaciones de derechos humanos, muchas sufren presiones para conocer la procedencia de uno de sus ingredientes clave.

Otros grandes grupos, como PepsiCo y Kellogg, también han dejado de comprar a suministradores que han violado las normas medioambientales o laborales.

Pese a todo esto, la variada naturaleza de la producción del aceite de palma implica que muchas empresas son incapaces de hacer un seguimiento del origen del producto. Nestlé ha señalado tener un seguimiento del 60% de las plantaciones en las que se recoge el fruto y del 95% de las plantas en las que se procesa.

Así, Airbus y el grupo de conservación Forest Trust han desarrollado un nuevo sistema de control por satélite conocido como Starling, que tiene acceso a 100.000 terabytes de imágenes, el equivalente a 26 veces la superficie del planeta. Gracias a estas imágenes y datos, se podrá acceder antes de fin de año a información sobre deforestación en toda la cadena de suministro del aceite de palma.

Sin embargo, Greenpeace, el grupo medioambiental, se ha mostrado escéptico ante las iniciativas de Nestlé, asegurando que "el verdadero desafío es frenar la deforestación antes de que ocurra".

Por otro lado, más empresas han recurrido a la tecnología para garantizar un mejor cumplimiento de sus políticas contra la deforestación. Wilmar, el mayor operador de aceite de palma del mundo, también utilizará imágenes por satélite. En este caso, Greenpeace cree que, a pesar de todas las promesas, la compañía seguirá comprando a 18 de los 25 productores de aceite de palma que han aniquilado 130.000 hectáreas de bosque desde 2015. Wilmar, que opera desde Singapur, por su parte, ha asegurado que sus progresos podrán medirse en relación a los objetivos establecidos en su plan de acción.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir