Anunciantes

Nike demuestra que la pasión "futbolera" es capaz de desencadenar terremotos de hasta 6,4 puntos en la escala de Richter

La pasión de los "futboleros" es más que audible en los estadios de fútbol. Cuando el equipo de sus amores marca gol, las gradas se vienen casi literalmente abajo por el júbilo, pero ¿pueden los "futboleros" provocar terremotos? Esta es la curiosa pregunta a la que Nike, con la ayuda de la agencia BBDO, trata de responder en un curioso experimento.

El experimento tuvo lugar en San Juan (Argentina) el pasado mes de agosto. El Club Atlético Boca Juniors y el Racing Club se veían las caras en la final de la Copa Argentina en el Estadio San Juan del Bicentenario. Era, por lo tanto, el momento y el lugar perfecto para tratar de tomar el pulso a la pasión de los más "futboleros".

Para conseguirlo, la agencia BBDO y el creativo Alejandro Gowland trabajaron en colaboración con la productora Sake y un equipo de técnicos integrado por 15 personas que se valieron de un sismógrafo para medir las emociones reinantes en el estadio, en concreto las provocadas por los forofos del Boca Juniors, famosos en Argentina por la efusividad de sus celebraciones.

¿El resultado del experimento? Que el primer gol del Boca Juniors ante el Racing Club desencadenó emociones y vibraciones equivalentes a un terremoto de 6,4 puntos en la escala de Richter. Cuando el Boca Juniors finalizó el partido con un resultado de 2 a 1 a su favor, sacudía el Estadio San Juan del Bicentenario un seísmo de 5,9 puntos. Y es que el fútbol, como demuestra Nike en esta original acción, levanta no sólo pasiones, sino también terremotos.

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir