Anunciantes

Nivea gana el asalto judicial a Dove, que no consigue arrebatarle el registro del color azul

nivea1Parece que el color azul vale su peso en oro en el mundo de la cosmética. El pasado mes de abril, la empresa alemana Beiersdorf, fabricante de la marca Nivea, y el gigante anglo-neerlandés Unilever, productor de Dove, acudieron al Tribunal Supremo germano por una disputa en torno a su derecho a usar el color azul.

Peter Baukelmann, abogado de Beiersdorf, presentó un recurso ante los cinco jueces de la corte en contra de la sentencia del Tribunal de Patentes alemán, que hace dos años dio la razón a Unilever, que exigía anular el derecho de la marca germana a emplear en exclusiva el color azul (concretamente, el Pantone 280C).

Finalmente, Nivea ha ganado la partida y Dove no ha conseguido arrebatarle el preciado registro del color azul. Así lo ha ratificado el Tribunal Supremo de Alemania, que ha rechazado el recurso de Unilever de anular la marca registrada por Beiersdorf.

Según informa hoy el diario Expansión, el tribunal ha aceptado como válido que sea suficiente a nivel jurídico que un 58% del público asocie el color con la marca Nivea para considerarla renombrada, y ordena al Tribunal Federal de Patentes a repetir su sentencia, que deberá ser estimativa de los intereses de Beiersdorf.

No obstante, la experiencia demuestra que alcanzar el equilibrio entre los intereses de dos compañías competidoras nunca es tarea fácil. Ni la inglesa Cadbury consiguió la exclusividad del color morado para envolver sus chocolatinas frente a Nestlé, ni Orange ha conseguido mantener la exclusividad del naranja en España por un recurso interpuesto por Jazztel.

Tanto José Carlos Erdozain, director de la Asesoría Jurídica de Pons Patentes y Marcas Internacional, como Jean Devaureix, abogado sénior, hacen hincapié en la excepcionalidad del registro del color, según reconoce el Tribunal de la UE en los casos Libertel y Stihl, ambos de 2003. No obstante, cabe registrar un color si se demuestra la distintividad de su uso. Lo cual tampoco es fácil.

nivea2

Baukelmann defendió que desde 1925, Nivea utilizaba el color no solo de manera decorativa, sino que constituía en sí mismo un elemento distintivo del producto, cuyo valor, según los analistas de mercado, asciende a 2.500 millones de euros.

Por su parte, Christian Rohnke, representante de Unilever, consideró que el uso exclusivo del azul por parte de Beiersdorf supone un perjuicio en materia competitiva. “Hay decenas de competidores que utilizan el color azul combinado de diferentes maneras como parte de su imagen”, insistió.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir