Anunciantes

No tiene su carisma, pero Tim Cook hace algunas cosas mejor que Steve Jobs

cookNo es dueño del magnético carisma del legendario Steve Jobs, pero lo cierto es que Tim Cook, el actual consejero delegado de Apple, se las está ingeniando para dejar huella en la empresa de la manzana.

Bajo la batuta del bueno de Cook, de 55 años, la compañía de Cupertino presta bastante más atención que antes a temas muy delicados como el medio ambiente, la protección de datos y las condiciones de trabajo en las fábricas de sus proveedores.

Cook tiene también un estilo comunicativo bastante más abierto que su predecesor, al que le gustaba dejar hasta el más mínimo detalle bajo llave, y por si fuera poco es generoso y ha regado con muchos millones de dólares las cuentas de los accionistas de Apple.

Que Cook no es ese hombre gris (y quizás débil) que muchos le acusaron de ser en su día ha quedado desmentido en el transcurso de las últimas semanas, en las que el CEO de Apple se ha atrevido a decir “no” (y con contundencia) al todopoderoso FBI.

Cook dejó a las claras que no era ni mucho menos ese ser quebradizo que las malas lenguas decían que era en 2014, cuando con motivo del célebre fenómeno viral #IcebucketChallenge, tuvo a bien arrojarse un cubo de agua helada sobre la cabeza por una buena causa: la esclerosis lateral amiotrófica.

Sin embargo, Cook tiene aún mucho que aprender en los social media. Durante la emisión de la última edición de la Super Bowl tuvo la feliz idea de publicar en Twitter una imagen movida y borrosa tomada supuestamente con su flamante iPhone. Los trols, que no pierden ripio de los fallos de los demás de las redes sociales, se cebaron con el monumental error de Cook, que intentó enmendar después su “pifia” con otra foto que, esta vez sí, estaba perfectamente encuadrada y sin atisbo de borrones.

cook1

Tras el fallecimiento de Jobs en octubre de 2011, fueron muchos los que miraron de reojo y con toneladas de escepticismo a Cook. Aunque Cook había sido la mano derecha de Jobs y conocía a la perfección el funcionamiento de Apple, no era un visionario como su predecesor.

Sin embargo, Cook nunca intentó ser un calco de Jobs (que era al fin y al cabo inimitable) y delegó responsabilidades en el jefe de diseño de Apple Jony Ive y otros directivos.

Y parece que la estrategia le ha salido bien a Cook porque de Apple siguen saliendo “gadgets” que, como en la era Jobs, se venden como churros.

De la vida privada de Cook poco o nada se sabe. En el otoño de 2014 el consejero delegado se atrevió, no obstante, a dar un paso al frente y declaró públicamente su homosexualidad, convirtiéndose así en el primer CEO de una gran empresa que tuvo los arrestos de salir del armario.

Resulta que Cook, al que muchos tildaron en su día de endeble, es todo un valiente.

Te recomendamos

Carat

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir