líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

¿No puede disfrutar de su serie favorita? Samsung le invita a vivir una experiencia religiosa en el Tíbet

samsung-tibet-hed-2015Para muchos «seriéfilos», disfrutar de su programa de televisión favorita puede ser, en ocasiones, toda una experiencia religiosa. Y es que no hay nada como llegar a casa tras un largo día de trabajo y desconectar de los problemas delante de nuestro televisor.

Samsung, una de las marcas tecnológicas más punteras a nivel mundial, ha puesto en marcha una curiosa campaña, denominada «The Catch-up Grant», con el objetivo de dar a conocer en el mercado su nuevo televisor SUHD, que cuenta con una gran pantalla de 65 pulgadas.

En esta ocasión, la marca coreana enviará a un afortunado al monasterio tibetano de Thiksey, en el Himalaya, donde podrá disfrutar de 100 días de desconexión total en lo que podría considerarse un «retiro espiritual televisivo». Tal cual. El ganador podrá disfrutar de la nueva televisión completamente solo, llevando la experiencia de usuario a otro nivel.

samsungtibet465

La agencia encargada de idear la campaña ha sido la sueca DDB Estocolmo. Daniel Mencák, director creativo, afirmó que «pensamos que sería realmente divertido que nos pagasen por ver la televisión, como si de un trabajo se tratase, durante un año entero. Pero nos dimos cuenta de que la gente haría otras cosas al mismo tiempo. Por ello, decidimos enviar al ganador a un lugar donde no pudiera hacer otra cosa que disfrutar de esta experiencia. Donde las distracciones mundanas se encontrasen muy, muy lejos».

http://www.youtube.com/watch?v=USUkpYLhA9Q

Desgraciadamente, sólo los residentes en países nórdicos pueden participar en esta extraña competición, que acaba el próximo 4 de octubre. Los candidatos deberán contar en un vídeo todos los problemas que les impiden disfrutar de la televisión como es debido. Ocho finalistas pasarán a la ronda final, en la que tendrán que enfrentarse, entre otras pruebas, a un detector de mentiras e incluso exámenes oculares para asegurarse de que el elegido pueda disfrutar de gran calidad de imagen (4K) que ofrece este innovador televisor.

Se consideraron otras localizaciones para llevar a cabo este experimento, como una prisión de máxima seguridad, un faro…e incluso, Siberia. Pero en palabras de Mencák, “todos ellos carecían del ambiente espiritual que se respira en un monasterio tibetano”.

Más de la mitad de las promociones que se hacen en los establecimientos españoles no son eficacesAnteriorSigueinteLa inversión en publicidad programática en vídeo alcanzará los 2.000 millones de euros en 2020

Noticias recomendadas