líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¡No tembléis marcas "fast food"! La OMS suaviza sus críticas contra la carne procesada

carneDesde que el pasado lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS) arremetiera duramente contra la carne procesada y la carne roja, las empresas cárnicas y las marcas «fast food» sienten que les ha caído una auténtica «bomba» encima.

Quizás por eso, y en vista del revuelo provocado por su decisión de tildar de cancerígena la carne procesada y la carne roja, la OMS ha emitido un comunicado con la intención de desactivar la «bomba» (o al menos intentarlo).

En un comunicado el organismo reconoce que ha recibido en los últimos días “una serie de consultas, muestras de preocupación y solicitudes de aclaraciones» tras el informe de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), una agencia que, puntualiza, tiene 50 años de vida y es «funcionalmente independiente bajo el auspicio de la OMS». El  programa y trabajo de la IARC está aprobado y financiado por los estados miembros, subraya la OMS.

La OMS recalca que la decisión de la IARC de poner a las carnes procesadas la etiqueta de cancerígenas va en la misma línea que otro informe publicado en 2002 en el que la Organización Mundial de la Salud aconsejaba al consumidor un consumo moderado de carne en conserva para reducir el riesgo de cáncer. En todo caso, apostilla la OMS, la IARC “no pide a la gente que deje de comer carne procesada, pero sí indica que reducir el consumo de estos productos puede disminuir el riesgo de cáncer colorrectal”.

El organismo recalca que dispone de un grupo permanente de expertos “que regularmente evalúan la relación entre la dieta y las enfermedad”. Y a comienzos del próximo año estos expertos se reunirán para «comenzar a mirar las implicaciones para la salud pública de los últimos avances científicos y el lugar que tiene la carne procesada y la roja en el contexto de una dieta saludable”, dice la OMS.

 

Facebook se compromete a "matar" las engorrosas notificaciones de Candy Crush y similaresAnteriorSigueinteAdblocking y visibilidad: ¿obstáculos o revulsivos para la industria?

Noticias recomendadas