Anunciantes

Adidas, Lidl o Cadbury entre otras retiran su publicidad de YouTube

Numerosas marcas retiran su publicidad de YouTube tras aparecer junto a contenidos pedófilos

El pasado mes de marzo Google y su plataforma de vídeo de YouTube se vieron envueltos en un escándalo. Varios anunciantes comenzaron a retirar su publicidad tras comprobar que sus campañas aparecían junto a contenidos violentos o relacionados con extremismos religiosos.

El gigante tecnológico se enfrentó en ese momento a una situación delicada. La lista de anunciantes que retiraron su publicidad creció hasta límites alarmantes y la compañía se vio obligada a tomar medidas contundentes para convencer a las marcas de que podían anunciarse en un entorno seguro.

Ahora la situación ha vuelto a repetirse. De acuerdo a las conclusiones de una investigación realizada conjuntamente por The Times y la BBC en Reino Unido, la publicidad de varias marcas ha aparecido junto a contenidos relacionados con la pedofilia.

Campañas de marcas como Adidas, Mars, Cadbury, Lidl, HP o Deutsche Bank se han mostrado junto a vídeos en los que aparecen niños con poca ropa y comentarios de carácter sexual.

A pesar de que YouTube ha afirma que va a adoptar una “postura mucho más agresiva” ante este tipo de contenidos, lo cierto es que las marcas no han dudado en retirar su publicidad de la plataforma de vídeo.

De acuerdo a los datos revelados por la citada investigación existen decenas de miles de cuentas relacionadas con la pedofilia que han conseguido evadir los mecanismos de seguridad de YouTube. Estos consiguen superar los filtros de la plataforma para dejar comentarios de carácter sexual en vídeos en los que aparecen menores.

La investigación apunta a que algunos de estos comentarios hacen alusión a contenidos sexuales explícitos, mientras que otros animan a los niños a que publiquen vídeos de carácter sexual.

“Estamos conmocionados y consternados al comprobar que nuestros anuncios han aparecido junto a este tipo de contenidos. Hemos tomado la decisión de suspender toda nuestra publicidad en YouTube y Google a nivel global hasta que no tengamos la certeza de que existe seguridad”. Explica en The Guardian un portavoz de Mars.

“Es completamente inaceptable que este contenido sea público. Está claro que las estrictas políticas de Google para abordar el contenido ofensivo son ineficaces. Hemos suspendido toda nuestra publicidad de YouTube inmediatamente”, explica otro portavoz de Lidl.

“Nos tomamos este asunto muy en serio y hemos suspendido todas nuestras campañas de publicidad en YouTube tan pronto como hemos sido conscientes”, añaden desde Deutsche Bank.

“Mientras investigamos este asunto hemos suspendido toda la publicidad en el canal hasta que tengamos claro qué es lo que ha sucedido”, expresan desde Cadbury.

“Reconocemos que esta situación es inaceptable y hemos tomado medidas inmediatas trabajando estrechamente con Google para que se den los pasos necesarios para que evitar que esto suceda nuevamente”, manifiestan desde Adidas.

YouTube no ha tardado en emitir un comunicado dejando claro que está trabajando para mejorar sus medidas de seguridad para evitar que este tipo de situaciones vuelvan a repetirse. Ha declarado que algunos de estos contenidos señalados por la investigación no están relacionados con vídeos o imágenes sobre abuso infantil.

“No debería existir ningún anuncio relacionado con este tipo de contenido y estamos trabajando urgentemente para solucionarlo”, concluye YouTube.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir