Anunciantes

OBAMA YA ES MÁS POPULAR QUE APPLE Y GOOGLE

“La marca Obama es un auténtico fenómeno de marketing. No sólo está consiguiendo refrescar la política sino que también ha superado a Google y al iPhone, las marcas icónicas de este siglo”, comentó David Jones, consejero delegado mundial de Euro RSCG Worldwide.

La conclusión es el resultado de un estudio de marca, Brand Momentum, realizado por la agencia de publicidad a nivel global. En él, los consumidores de EE.UU, China, Francia y Reino Unido opinaron sobre la situación de las firmas que consideraban en ascenso, descenso o semejante situación en comparación con el año anterior. A través del uso de esta herramienta Euro RSCG puede predecir y por tanto ofrecer un servicio más completo y útil a sus clientes.

El seguimiento del candidato se hizo en cinco fases diferentes, incluyendo momentos tan cruciales para la campaña como los debates. Según el informe, desde su primer enfrentamiento televisivo con McCain los sondeos le dan cada vez más ventaja sobre el republicano. La agencia cita los factores que han posibilitado la creciente popularidad de Obama, su “reputación como visionario, una destacada red social digital, recomendación de similares y juventud”.

Obama está revolucionando el marketing político. Y la prueba más fehaciente es que la prestigiosa publicación estadounidense Ad Age le ha nombrado Ad Age´s marketer of the year for 2008. El aspirante a la presidencia es el marketiniano del año. Obama se llevó los votos de los profesionales de marketing, de los jefes de las principales agencias y de los encargados de ventas de servicios de marketing reunidos en asociación de anunciantes estadounidense, Advertising National Association.
Éste superó considerablemente a otros candidatos propuestos por AdAge entre los que se encontraban marcas tan consolidadas como Apple o Nike.

Algunos de sus partidarios expresaron el por qué de su éxito. AdAge recoge la declaración de Angus Macaulay, vicepresidente de Rodale Soluciones de Marketing: “Honestamente, veo su campaña como algo de lo que todos los marketinianos deberíamos de aprender. Para ver lo que ha hecho, para ver como ha sido capaz de crear una red social y hacerlo con unas herramientas que enganchan fácilmente a la gente”.

La notoriedad de Obama viene otorgada por una campaña brillante en términos de estrategia y táctica; pero seguramente sin la combinación de un jugoso presupuesto no habría sido posible del mismo modo. El País se ha hecho eco de la cifra de inversión publicitaria: el candidato demócrata ha gastado 144 millones de euros; según The New York Times cuatro veces más que su contrincante.

La compra de espacios televisivos habría contribuido considerablemente a engordar la cifra. Obama ha sabido compaginar estrategias tan tradicionales como los spots televisivos con otras destinadas a captar un target más juvenil como su relevante presencia en internet e incluso en videojuegos.

En Estados Unidos el sistema de financiación de las campañas políticas tiene la opción de poder ser elegido. El método público establece una subvención estatal de hasta 62,5 millones de dólares no compatible con otro tipo de aportaciones. Obama decidió renunciar a ella prefiriendo confiar en las donaciones de sus partidarios. De momento, más de 100 millones de dólares han sido aportados por éstos.
Producto de marketing o no, todo indica que los estadounidenses están convencidos de la necesidad de un cambio y que Obama será el próximo presidente. Los periódicos con más peso ya han lanzado sus predilecciones electorales en sus editoriales; Barack es el favorito de The New York Times, Los Angeles Times e incluso del tradicionalmente conservador The Chicago Tribune.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir