Anunciantes

La OMS aprieta las tuercas a las marcas de comida basura con impuestos que graven el azúcar

comidabasuraLa obesidad infantil es una lacra que afecta a nada más y nada menos que a 41 millones de niños en todo el mundo, en su mayoría procedentes de países con ingresos medianos y bajos. Razón de más para que la Organización Mundial de la Salud (OMS) se haya puesto manos a la obra y haya creado un grupo de trabajo para poner bajo la lupa las causas del sobrepeso infantil.

Un informe elaborado por este grupo de trabajo hace hincapié en que detrás de esa gravísima "epidemia" llamada obesidad infantil están las comidas poco saludables y las bebidas no alcohólicas ricas en azúcares y calorías.

Entre 1990 y 2014 el sobrepeso entre los niños menores de 5 años pegó el estirón y pasó del 4,8% al 6,1%. Si en 1990 había 31 millones de niños obesos en todo el mundo, en 2014 esta cifra llegaba ya a los 41 millones.

Donde más causó estragos la obesidad infantil en el periodo comprendido entre 1990 y 2014 fue en los países en vía de desarrollo, donde el número de niños obesos pasó a los 7,5 a los 15,5 millones. En 2014 casi la mitad de los 41 millones de niños obesos que hay en todo el mundo vivía en Asia y una cuarta parte tenía raíces en el continente africano.

Ante la gravedad de semejantes y abultadas cifras, los expertos de la OMS quieren dar donde más duele a las marcas de comida basura mediante la aplicación de impuestos que graven los productos con exceso de azúcar y calorías y de reglamentos que corten las alas a la publicidad de este tipo de productos.

De salir adelante las recomendaciones de la OMS, las marcas de comida basura, que cuentan por miles en todos los rincones del planeta, podrían tener que ponerse a dieta (y dejar de ser lo que eran). ¿Se les acaba la gallina de los huevos de oro?

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir