Anunciantes

Opel podría sentarse en el banquillo de los acusados por sus patrañas publicitarias

opelEl escándalo de las emisiones es una auténtica máquina generando titulares (negativos) en el país de Angela Merkel. El “dieselgate”, protagonizado inicialmente por Volkswagen, sigue sumando protagonistas al “culebrón”.

Uno de ellos es Opel, que está siendo investigado actualmente por el Ministerio de Transporte de Alemania por haber falseado supuestamente las emisiones de gases contaminantes de algunos de sus coches.

No contento con estar bajo la lupa de las autoridades alemanas, Opel podría enfrentarse además a un proceso judicial en tierras germanas por culpa de sus patrañas publicitarias en relación al escándalo de las emisiones.

Jürgen Resch, presidente de la organización ecologista alemana Deutsche Umwelthilfe, anunciaba ayer que la entidad que preside presentará la semana que viene una demanda contra Opel en la Audiencia Provincial de la ciudad alemana de Darmstadt por engañar deliberadamente al consumidor en su publicidad.

En esa demanda Deutsche Umwelthilfe exige a Opel que retire algunas afirmaciones hechas en sus anuncios sobre los vehículos Zafira, en particular las referidas a los “tests en frío a 30 grados” y la aseveración de que los coches diésel son más limpios que los que utilizan gasolina.

A juicio de Deutsche Umwelthilfe, estas afirmaciones, a todas luces falsas, suponen una auténtica tomadura de pelo para el consumidor.

Alexander Dobrindt, el ministro de Transportes de Alemania, no dudó el pasado miércoles en expresar sus dudas acerca de la legalidad del sistema de control de emisiones practicado por Opel en algunos de sus modelos.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir