líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Otros tres anunciantes dejan en la estacada a "Campamento de verano", según Hazte Oír

La campaña de boicot iniciada hace un par de semanas por Hazte Oír contra los anunciantes del reality de Telecinco Campamento de verano parece estar surtiendo efecto.

Después de que Burger King, Mutua Madrileña y McDonald’s rompieran hace unos días lazos publicitarios con el polémico programa de Telecinco, Orange/Amena, Minute Maid/Coca-Cola e ING Direct han decidido seguir su estela y dejar de anunciarse también en la franja horaria del reality de la cadena de Mediaset.

Así lo asegura al menos Hazte Oír  en su página web, pues ninguna de estas marcas ha emitido por el momento un comunicado oficial que refrende la información ofrecida por esta plataforma.

Particularmente curioso es el “plantón” de Minute Maid a Campamento de verano, pues hace sólo unos días Marcos de Quintos, presidente de Coca-Cola, matriz de la marca, aseguraba que no cedería a la presión de Hazte Oír y que seguiría anunciándose en el programa de Telecinco.

Tras haber conseguido que seis anunciantes se desvinculen de Campamento de verano, Hazte Oír ha decidido ahora dirigir sus dardos contra otras cuatro marcas (El Corte Inglés, Danone, Nestlé y Balay), cuatro marcas a las que la plataformas acusa abiertamente de “estar permitiendo un programa que agrede a la mujer”.

«Los ciudadanos ya han emprendido su nueva alerta a estos anunciantes», advierte Hazte Oír en su página web. «Para alertarles que no han bajado la guardia, y no tolerarán, en ningún caso, que sus marcas de referencia sostengan programas de televisión vejatorios contra la dignidad de la persona y del espectador, y, de hacerlo, dejarán de ser sus marcas preferidas de consumo», añade.

El origen de la campaña de boicot iniciada por Hazte Oír fue un polémico baño de chocolate protagonizado por Noemí Merino, concursante de Campamento de verano, un baño que ya provocó las iras de la propia participante y que forzó a la cadena de Fuencarral a disculparse públicamente con ella. El programa obligó a Noemí a quedarse en bikini y a darse un baño de chocolate a pesar de ser alérgica para que sus compañeros pudieran después lamer su cuerpo cubierto de cacao. Tras el baño de chocolate de la discordia, Hazte Oír lanzó una campaña de boicot contra todos aquellos anunciantes que continuaran «financiando un programa que denigra a la mujer e insulta a los espectadores». La campaña logró reunir más de 35.000 firmas de apoyo y actualmente ha entrado en una segunda fase en la que el blanco de la diana son El Corte Inglés, Danone, Balay y Nestlé.

 

Para hacer florecer su negocio, riéguelo con una buena dosis de PinterestAnteriorSigueinteEBE se prepara para llegar al Caribe

Noticias recomendadas