líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cuando el packaging es un

AnunciantesLos envases de las partes ocultas múltiples mentiras

Las mentiras que el packaging de las marcas esconde

Cuando el packaging es un "traje" cortado a medida para las mentiras de las marcas

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Poner en la picota las mentiras de las marcas en su packaging es el objetivo del premio "Der Goldene Windbeutel" con el que cada año fustiga a las empresas la asociación alemana de consumidores Foodwatch.

No es ningún secreto que desde su packaging las marcas hacen al consumidor promesas que en modo alguno se toman la molestia de cumplir (y que en tanto que no se cumplen no dejan de ser mentiras puras y duras). Poner en la picota tales mentiras es precisamente el objetivo del premio «Der Goldene Windbeutel» con el que cada año fustiga a las marcas las asociación alemana de consumidores Foodwach.

Tan infame galardón ha recaído este año en los filetes de pollo de Wilhelm Brandenburg, una marca blanca de la cadena de supermercados Rewe que se jacta de apostar por la neutralidad climática. El 28% de los más de 63.000 votos registrados por la página web de Foodwatch han sido para esta marca.

La medalla de plata en el ranking de la vergüenza de Foodwatch ha sido para la marca de agua mineral Volvic de Danone (26,8%). El bronce se lo han colgado por su parte, las cápsulas de café Green Cap de Mövenpick (15,6%), mientras que la cuarta y la quinta plaza han sido respectivamente para las gominolas de frutas Katjes Wunderland (15,6%) y para las barritas de proteínas Clean Protein Bar de Naturally Pam (14,1%).

Los resultados de este singular concurso (cuyos ganadores no tienen en realidad nada que celebrar) ponen de relieve que las amenazas que acechan a las marcas que utilizan la protección del clima y la neutralidad climática como argumentos de marketing.

A pesar de que en sus envases de filetes de pollo de la marca Wilhelm Brandenburg Rewe se ufana de que su producción ha sido libre de emisiones, las proclamas de la cadena de supermercados están en realidad bastante alejadas de la realidad.

La neutralidad climática anunciada a bombo y platillo por Rewe en los filetes de pollo de la marca Wilhelm Brandenburg no es tal

Rewe vincula la neutralidad climática de los filetes de pollo de la marca Wilhelm Brandenburg a un proyecto llevado a cabo en Perú con el último objetivo de compensar la emisiones de CO2. Pero de acuerdo con Foodwatch, la supuesta neutralidad climática de los filetes de pollo de la discordia no es tal. Y el hecho de ser etiquetados como neutrales desde el punto de vista del clima es claramente una mentira utilizada como cebo para hacer morder el anzuelo al consumidor, asegura Foodwatch.

«Para proteger el clima hay que reducir drásticamente el número de animales. Rewe, en cambio, vende carne como si fuera buena para el clima, lo cual es una vil mentira. El ‘greenwashing’ debe acabar de una vez por todas», enfatiza Manuel Wiemann, de Foodwatch.

Rewe y ClimatePartner, la organización con la que la cadena de supermercados trabaja en un proyecto de naturaleza sostenible en la provincia peruana de Tambopata, desmienten, por su parte, las acusaciones de Footwatch, a quien acusan de emprender análisis lastrados por numerosos errores.

Así y todo, lo cierto es que el instituto independiente Öko-Institut confirma la validez de la mayor parte de las críticas dirigidas por Foodwatch contra Rewe y ClimatePartner.

Rewe parece en todo caso haber tomado nota de las críticas, puesto que asegura que los filetes de pollo puestos en la picota por Foodwatch ya no se venden en sus establecimientos por una serie de cambios en sus envases. Una vez revisado su packaging, el producto seguirá comercializándose, eso sí, en los supermercados de la cadena.

 

P&G es la última gran empresa que da plantón a CES Las Vegas por la amenaza de ómicronAnteriorSigueinteLas fiestas vuelven a casa, el emotivo anuncio de Fotocasa para Navidad

Contenido patrocinado