Anunciantes

Las triquiñuelas fiscales de grandes multinacionales, al descubierto

Paradise Papers destapa las artimañas fiscales de Nike, Apple, Uber y otras empresas

Paradise Papers destapa las artimañas fiscales de Nike, Apple, Uber y otras empresasTras los “Panama Papers” llegan los “Paradise Papers”, que se jactan de albergar en sus entrañas la mayor filtración sobre paraísos fiscales de la historia.

Los “Paradise Papers”, bajo cuyo paraguas hay más de 13 millones de documentos, han puesto en evidencia a personas cercanas a Donald Trump, a Juan Manuel Santos, al cantante Bono y hasta a la mismísima reina Isabel II de Inglaterra, ente otras personalidades.

Pero los “Paradise Papers” ponen no sólo en la picota a importantísimas figuras públicas sino también a grandes multinacionales como Uber, Apple y Nike, que se habrían servido de los servicios del bufete Appleby.

Según el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que está detrás de los “Paradise Papers”, más de la mitad de los 13 millones de documentos que obran en su poder tienen el foco puesto en las actividades de Appleby, una compañía fundada en la capital de Bermudas y miembro destacadísimo del denominado “Círculo mágico offshore”.

La filtración destapa por primera vez la ocultación de patrimonio y grandes cantidades de dinero de grandes corporaciones para evitar así el escrutinio de las autoridades fiscales.

Aunque el ICIJ revelará más información en el transcurso de los próximos días, El Confidencial y laSexta (que forman parte de los más de 90 medios que han examinado con lupa los “Paradise Papers” durante los últimos meses) ya han adelantado que Nike cobraba los derechos asociados a su célebre logo en el país caribeño “sin apenas pagar impuestos”.

“Estas compañías están utilizando paraísos fiscales para eludir impuestos, es decir, hacerlo de manera legal, pero el resultado es que no llega el dinero a las arcas en los lugares en los que operan”, asegura la periodista de laSexta Mar Cabra.

Los bufetes de Appleby, en Bermudas, y de Asiaciti Trust, en Singapur, llevan años levantando los cimientos de complejísimas estructuras societarias o sociedades offshore con el último objetivo de ocultar la identidad de sus clientes, lograr para ellas la optimización fiscal de sus ingresos y evadir el pago de sus obligaciones con el fisco.

Aunque estas compañías son completamente huérfanas de plantilla y de actividad comercial, se aprovechan de las ventajas fiscales de los países donde tienen su sede para favorecer a sus clientes.

Las denominadas sociedades offshore son utilizadas habitualmente para acumular patrimonio, para comprar acciones, inmuebles u obras de arte, y para desviar beneficios de empresas y personas.

Por su parte, los “trusts”, que también salen a luz en los millones de documentos aglutinados en los “Paradise Papers”, consisten en la cesión de bienes y servicios a un gesto offshore para beneficiarse así de las ventajosas condiciones fiscales de los paraísos fiscales.

Pese a su carácter oscurantista, los métodos utilizados por Appleby y Asiaciti son legales siempre y cuando los titulares de sociedades offshore y “trusts” se tomen la molestia de declarar sus beneficios ante las autoridades fiscales (algo que no siempre ocurre).

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir