Anunciantes

IKEA contempla el alquiler de muebles

¿Pasa el futuro (reciclable) de IKEA por el alquiler de muebles?

ikeaJesper Brodin es desde el otoño del año pasado el nuevo CEO de IKEA y, aunque lleva muy poco tiempo al frente de la empresa sueca, hay una cosa que tiene meridianamente clara sobre los clientes de la célebre marca de muebles: que no están tan apegados como antes al concepto de propiedad.

Muchos clientes de IKEA aborrecen la mentalidad de “comprar y tirar” que promueven los “ofertones” que tantísimo gustan a las grandes multinacionales.

Y por eso, y consciente de la ecología que rezuman por todos los poros sus clientes, IKEA se ha propuesto una ambiciosa meta de cara al año 2020: reutilizar el 90% de los residuos (o en su defecto emplearlos para generar energía).

“Estamos experimentando con soluciones radicales”, recalca Brodin, que tiene además muy claro que las necesidades de sus clientes varían ostensiblemente en su función de su lugar de residencia. En Londres, por ejemplo, hay muchas personas que recorren a diario decenas de kilómetros para desplazarse al trabajo, que prefieren vivir de alquiler y no tienen ninguna intención de adquirir una segunda casa.

Y en Japón los clientes de IKEA tienen la posibilidad de entregar sus viejos sofás y recibir a cambio una pequeña cantidad de dinero.

La compañía escandinava, que está apostando fuerte desde hace años por el reciclaje, brinda a sus clientes belgas dos opciones: reparar sus muebles o bien donarlos con fines benéficos.

¿El objetivo? Crear una suerte de economía circular. “Si en las últimas décadas lo que estaba de moda el consumo de masas, ahora nos encaminamos hacia la era de la circularidad de masas”, ha señalado Brodin en el Foro Ecónomico de Davos, donde ha participado en el panel “New Consumption Frontiers”.

En este nuevo contexto IKEA quiere contribuir al desarrollo de nuevos materiales que hagan mucho más ecológica la fabricación de muebles (que quizás en el futuro se alquilen y no se vendan).

En su decidida apuesta por la ecología y el reciclaje IKEA podrá colgarse del brazo de empresas como DSM, una empresa oriunda de Holanda que ha desarrollado una innovadora alfombra confeccionada con fibras de poliéster que puede reciclarse infinitas veces y brindar mil y uno productos diferentes al consumidor.

“¿Por qué debería alguien ser propietario de una alfombra así si podría perfectamente alquilarla?”, se pregunta Feike Sybesma, CEO de DSM. “Si el fabricante tiene la oportunidad de utilizar una alfombra como un input, el cliente puede simplemente alquilarla y no tener necesidad de comprar ninguna otra alfombra durante el resto de su vida”, recalca Sybsam.

Con este tipo de modelos las empresas inoculan en el consumidor el pensamiento de que no tienen necesariamente que poseer objetos de manera individual. Basta con poseerlos de forma colectiva (para después reciclarlos), apunta Brodin.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir