Anunciantes

Pepsi adquiere la compañía israelí SodaStream

Pepsi apuesta por los refrescos caseros con la adquisición de la compañía israelí SodaStream

Pepsi anuncia la adquisición de la compañía israelí de refrescos caseros SodaStream por 2.800 millones de euros (3.200 millones de dólares).

SodaStreamEn 2014, SodaStream, la compañía israelí de refrescos carbonatados caseros consiguió ponerse en el mapa de la mano de un anuncio emitido durante la Super Bowl y protagonizado por Scarlett Johansson. Ahora, Pepsi ha anunciado su adquisición por 2.800 millones de euros (3.200 millones de dólares), manteniendo la sede de sus operaciones en Israel.

La adquisición incluye el pago por parte de PepsiCo de una prima del 32% sobre el precio medio de las acciones durante las 30 últimas sesiones de cotización en las Bolsas de Nueva York y Tel Aviv, según ElPaís.com.

“Israel puede estar orgulloso, no solo de su sector tecnológico, también de su industria”, ha expresado el consejero delegado de SodaStream, Daniel Birnbaun, a raíz de la adquisición, que será efectiva a partir de enero de 2019. La compañía isrealí tiene su principal mercado en América del Norte y Europa Occidental y recientemente consiguió obtener los mejores resultados de su historia.

“Juntos podemos avanzar en la visión compartida de un planeta más saludable y sostenible”, ha expresado Indra Nooyi, consejera delegada de PepsiCo, que dejará pronto su cargo en manos del español Ramón Laguarta. Este último ha calificado la operación como “altamente complementaria” en los planes de la empresa.

“Somos una gran alternativa a las botellas de plástico de un solo uso, que se han mostrado perjudiciales no solo para el medioambiente, también para la salud humana”, expresó Birnbaun durante la presentación de sus resultados.

SodaStream produce máquinas que permiten elaborar refrescos carbonatados caseros, a través de depósitos de gas rellenables y jarabes de sabores distribuidos por la propia compañía. Todo ello a pesar de tener que enfrentarse a la hegemonía de dos grandes anunciantes de la talla de Coca-Cola y, precisamente, Pepsi. Esto hizo que su anuncio con Scarlett Johansson fuera parcialmente censurado en 2014 por los organizadores del evento, dada la predominancia de las dos multinacionales estadounidenses dentro de sus anunciantes.

Pero SodaStream no ha estado exenta de polémicas. En 2015, tuvo que trasladar su planta de producción desde un asentamiento de colonos en Cisjordania, en las proximidades de Jerusalén, hasta Rahart, un área al sur de Israel con mayoría de población árabe beduina. La compañía se vio presionada por la campaña Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) a abandonar territorio ocupado palestino para no perder cuota en los mercados internacionales. Johansson decidió retirar su imagen de la campaña ante la polémica.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir